miércoles, 19 de marzo de 2014

Libro de Horas de Isabel la Católica


Isabel I de Castilla


San Marcos


Conocida es la afición que los reyes y grandes señores han manifestado siempre por los bellos libros. La generalización del libro manuscrito desde el siglo XIII, con la creación de la mayor parte de las Universidades de Europa, hubo de abaratar sus precios, rebajando en consecuencia sus calidades artísticas o suprimiéndolas en absoluto; y así, como reacción al libro vulgar y utilitario, surge una nueva clase de lectores y poseedores de libros bellos, que no se resignaron a renunciar a tan noble afición, sosteniendo con sus encargos y adquisiciones la maestría y buen arte de los talleres caligráficos y de la pintura de libros.


Presentación de la Virgen en el Templo


En Castilla, el primero de nuestros bibliófilos fue Alfonso X el Sabio que poseyó colección exquisita: los códices de sus propias obras son producto precioso y  característico, obras maestras del gótico español del siglo XIII, del taller de libros o escritorio instalado en el mismo Palacio Real.


La Anunciación


Uno de los grupos de libros selectos que comenzaron a realizarse y cuya perfección se alcanza en el siglo XV, fueron los Libros de Horas, así denominados porque reunían en su texto una colección de oraciones derivadas del Breviario, el calendario, , la Vida y Pasión de Jesús, el Oficio de la Virgen, los Salmos de David o Salterio; los Salmos Penitenciales y el Oficio de difuntos y como una especie de apéndice, el Santoral muy restringido, con oraciones a los Santos de la devoción de un determinado país o región o personales del poseedor del libro o de devoción general.


David


Estos manuscritos fueron enriquecidos desde muy pronto con miniaturas y bellos adornos y se llegó a crear una categoría libraria de precio y de valor artístico, sobre todo en Francia, en Italia y más tarde en Flandes, alcanzando sus talleres una enorme voga.


El Libro de Horas de Isabel la Católica

La colección que posee la Biblioteca del Palacio Real de Madrid, es bellísima; se compone de ocho ejemplares, todos ellos del siglo XV, y en general de una gran categoría dentro de su arte, que son el flamenco, el francés y el italiano.
Entre todos ellos descuella el denominado Libro de Horas con las armas de Aragón y Enríquez y más comúnmente de Isabel la Católica y de Juana la Loca. Es seguramente el más hermoso manuscrito de arte flamenco del tercer cuarto del siglo XV existente en España: "Constituye la joya más preciada de la Biblioteca de Palacio, y una de las obras maestras de la bibliografía Universal"...



Título: Libro de Horas de Isabel la católica

Estudio Preliminar: Matilde López Serrano

Editorial: Patrimonio Nacional
Virgen del Amparo

Nº Páginas: 60









No hay comentarios:

Publicar un comentario