viernes, 21 de febrero de 2014

Jacopo Carrucci, Pontormo (1494 - 1556)




Fundación Mapfre
Paseo de Recoletos, 23

Potormo
    dibujos  
                               

Jacopo Carrucci, llamado Pontormo (1494 - 1556) es uno de los maestros indiscutibles del primer Cinquecento florentino, y el gran representante de una nueva espiritualidad construida con formas artísticas más libres y audaces. Vasari lo califica como stravagante y bizzarro, además de malinconico y solitario. Y es precisamente esa fama que le acompañó siempre, la de ser un artista inconformista, persiguiendo siempre nuevas posibilidades en su propia imaginación, la que lo ha acercado a una manera moderna de entender el arte como una continua búsqueda y como un empeño solitario. En su carácter retraído y obsesivo se ha querido ver un claro antecedente del artista moderno.



Pontormo
Dos estudios de figura inclinada, preparatorios para San Juan Bautista en el desierto.
Lápiz negro y sanguina sobre papel blanco, 285 X 409 cm.



La exposición presenta una selección de 70 dibujos, procedentes en su mayoría de la Galleria degli Uffizi de Florencia, pero también de otros prestigioso museos europeos. Estos dibujos recorren todas las etapas vitales de Pontormo, desde su período formativo, influido por los modelos de Andrea del Sarto, hasta sus últimos trabajos para la gestación de los frescos del coro de San Lorenzo de Florencia. Entre ambos, la muestra presenta buena parte de los dibujos preparatorios de sus obras más importantes, como la Pala Pucci en la iglesia de San Michele Visdomini de Florencia, la decoración de la Villa de los Medici de Poggio a Caiano, los frescos de la cartuja del Galluzzo o la capilla capponi en Santa Felicita de Florencia.




Jacopo Carrucci
Muchacho sentado, preparatorio para Poggio a Caiano (detalle)
Lápiz negro, trazas de albayalde, cuadrícula en sanguina sobre papel blanco,275 X 182 mm



Ademas de recoger las reflexiones más importantes de Pontormo a lo largo de toda su carrera, los dibujos se exponen, de manera deliberada, desligados del proyecto para el que fueron creados. La fuerza arrolladora del dibujo de Pontormo, permite que podamos contemplarlo en su valor en si mísmo, como piezas únicas y excepcionales, cuya riqueza se concentra en la fuerza de un trazo, en la acentuación de los contornos o en la intensidad expresiva de una mirada vacía. Su extraordinaria modernidad nos acerca a una concepción del dibujo que permite escenificar miedos e incertidumbres y que traslada, en sus líneas emborronadas, las emociones del artista.
la exposición también presenta, por primera vez fuera de Italia, el Diario de Pontormo, una pequeña obra que el artista redacta y dibuja durante los últimos años de su vida, y recoge sus obsesiones, sus rutinas o el deseo de encerrarse a dibujar.
 


  
Jacopo Carrucci
Cuatro estudios para la Pala Pucci
Lápiz negro y sanguina sobre papel blanco, 328 X 220 mm 



El corpus de dibujos de Pontormo se acompaña de 9 obras de grandes maestros como Durero, lorenzo di Credi, Rembrandt, Poussin o Tiepolo, lo que permitirá establecer un diálogo entre la manera de dibujar de éstos y el gran artista florentino, resaltando la originalidad del estilo de Pontormo. 
 




Fresco de la Visitación
Atrio de la Santissima Annunciata de Florencia


1514- 1518

Giorgio Vasari, en sus Vidas, relata que Pontormo se formó primero con Leonardo da Vinci, luego con Mariotto Albertinelli, Piero di Cosimo y finalmente con Andrea del Sarto, quien dejó una huella imborrable en sus primeros dibujos. Los modelos "sartescos" comienzan a advertirse en los dibujos vinculados al universo creativo del fresco de la Visitación, realizado junto a su maestro en el atrio de la Santissima Annunziata de Florencia. Las formas redondeadas , esféricas y blandas comienzan a dominar sus trazos, con una evidente fuerza y monumentalidad que no quiere todavía desviarse de la tradición. 

 

La Visitación (detalle)



Fresco de la Visitación
 (restauración)




No hay comentarios:

Publicar un comentario