jueves, 6 de febrero de 2014

Momo. Michael Ende (1929 - 1995)



Momo

Michael Ende


En una ciudad -cualquier ciudad- aparece un día una niña. Se llama Momo. Nadie sabe quién es ni de donde viene, pero Momo posee el don maravilloso de saber escuchar. Además sabe hacer amigos rápidamente.
 
Sin que nadie se diera cuenta, los Hombres Grises se habían infiltrado en la vida de la gran ciudad y empezaban ya a poner en práctica sus planes, que constituían una amenaza para el mundo de Momo.
 
Los Hombres Grises son seres pequeños, fríos, atemorizadores, cuya misión consiste en convencer a la gente para que ahorre tiempo: ¡El tiempo es como el dinero, no debe gastarse! No debe derrocharse charlando amigablemente, amando al semejante, oliendo las flores, jugando con los niños...Pero las intenciones de los Hombres Grises son siniestras. Menos mal que estaba allí Momo, para poner las cosas en su sitio. 
 



En la noche brilla la luz.
De dónde, no lo sé.
Tan cerca parece y tan lejos.
Cómo te llamas, no lo sé.
Lo que quiera que seas:
¡luce, pequeña estrella!

(De una antigua canción irlandesa)

 


Algunas noches, cuando ya se habían ido a sus casas todos sus amigos, se quedaba sola en el gran círculo de piedra del viejo teatro sobre el que se alzaba la gran cúpula estrellada del cielo y  escuchaba el enorme silencio.
Entonces le parecía que estaba en el centro de una gran oreja, que escuchaba el universo de estrellas. Y también que oía una música callada, pero aun así muy impresionante, que le llegaba muy dentro, al alma (...)
  

 Título: Momo ( o la curiosa historia de los ladrones de tiempo y de la niña que devolvió a los hombres el tiempo robado)

Autor: Michael Ende
Ilustrador: Michael Ende
Epílogo: Michael Ende
Traducción: Luis Ogg
Editorial: K. Thienemanns Verlag (para Circulo de Lectores)
Nº de Páginas: 228 
Premio Alemán al libro juvenil 1974
 


 





No hay comentarios:

Publicar un comentario