viernes, 28 de febrero de 2014

La Metamorfosis. Franz Kafka (1883 - 1924)



La Europa de Kafka

Si los intelectuales de la Ilustración hubiesen podido observar los finales del siglo XIX y los inicios del XX, no habrían podido creer lo que veían. Frente a ellos no se ofrecería el cuadro de la Humanidad más perfecta y justa que vislumbraban, sino, todo lo contrario, una humanidad que caminaba desganada, frustrada y agonizante en busca de un destino cada vez más incierto.
Franz Kafka (1883 - 1924) va a vivir y sentir en piel propia esa desgana, ese envejecimiento, esa desesperanza de Europa de comienzos de siglo, en la cual se detectan ya los signos inequívocos de la catástrofe vaticinada por algunos de los profetas de la decadencia espiritual y moral de Europa. 

Con la segunda revolución industrial (1870)  y su avance incontrolado, con el acceso de la multitud a los grandes centros industriales, el hombre medio europeo sentirá y padecerá la despersonalización y el anonimato. Una atmósfera de pesadilla invade todos los ambientes y, mientras algunos profetas auguran el paraíso material ante el espiritual y otros defienden el individualismo con el humanismo existencialista plagado de absurdidad y angustia, va minando las fuerzas de las mentes más vigilantes y, por ello, más propensas a padecer las enfermedades del progreso.

Si analizamos brevemente el artículo Los aeroplanos en Brescia, de Kafka, vemos que todos los síntomas del siglo van apareciendo con nitidez gráfica. Ahí está la muchedumbre que se agolpa por todas partes: "Tenemos en Brescia una multitud nunca vista...se agolpan en nuestras plazas, en nuestros hoteles, en todos los rincones de las viviendas particulares..." La masa ha hecho su aparición y Kafka no deja de anotarlo. Pero ¿para qué se apiña tanta gente? Ni más ni menos que para observar un espectáculo de la nueva era: el aeroplano. Y junto a la técnica que reúne multitudes está el pequeño burgués: "una mujer de negocios, con todas las preocupaciones del negocio en su pequeña cabeza". Y el pobre: "mendigos atroces, engordados en sus carritos, estiran sus brazos hacia el camino"(...)

Mientras inconscientemente, se goza de la nueva era que emerge contra el hombre, renacen los nacionalismos y, con ellos, las más disparatadas secuelas de fanatismos. kafka sufrirá por ser judío y por las ideas antisemitas en auge que conducirán al gran genocidio de la Segunda Guerra Mundial (...)
De las rotas esperanzas materialistas, de los falsos idealismos, de los fracasados paraísos terrenales, nacen el miedo y la desesperanza. Miedo por la inocencia perdida, miedo por la nada de una vida no vivida, miedo por la muerte sin eternidad (...)



Franz Kafka comienza a escribir La metamorfosis, una de sus pocas obras publicadas en vida, en septiembre de 1912.
La metamorfosis va a describir una vida de familia en un ambiente sofocante, ruidoso, enajenante. En un apunte que envía a su enamorada Felice, y que tituló Gran ruido, describe ya el ambiente familiar sacado con pocas modificaciones de su diario y dice:"Estoy sentado en mi cuarto, en el cuartel general del ruido de toda la casa. Oigo como golpean todas las puertas. Los portazos me libran del ruido de los pasos de los que las cierran. Hasta oigo el golpe de la puerta del horno de la cocina. Mi padre atraviesa las puertas de mi cuarto arrastrando la bata. Alguien en la habitación de al lado está raspándole las cenizas a la estufa, Valli pregunta a través del vestíbulo, y cada palabra es un chillido, si ya está cepillando el sombrero de padre" (...)

Jeroen van Aeken, El Bosco (1450 - 1516)
El Jardín de las Delicias 

 

La metamorfosis es el retrato del miedo ante el mundo exterior. Kafka había dicho. "Trato continuamente de comunicar algo incomunicable, explicar algo que llevo en la médula y que tan sólo podría ser vivido por ella" (...)

                    
El Bosco (1450 - 1516)
El Jardín de las Delicias




Franz Kafka (Praga 1883 - Sanatorio Kierling, cerca de Viena, 1924), escritor judio-checo, de personalidad inquieta, de carácter introvertido y afectado desde 1917 por la tuberculosis, refleja en su obra al hombre angustiado, miembro de un mundo paradójico e impenetrable.
De estilo conciso, describe las escenas con intensidad y con el detallismo descriptivo propio de un visionario.
En 1915 escribe "La metamorfosis", su obra más conocida.


El Bosco (1450 -1516)
El Jardín de las Delicias)
 

 
 Un joven, Gregor Samsa, despertó una mañana convertido en un repugnante insecto y queda al margen de la convivencia humana.

 Autor: Franz kafka
Título: La metamorfosis
Prólogo y biografía: Juan Manuel Rodriguez 


 Traducción: J.M. Rodriguez
Editorial: Alba
Nº Páginas: 94


No hay comentarios:

Publicar un comentario