martes, 14 de enero de 2014

Exposición de Caligrafía Japonesa.Biblioteca Nacional




El año nuevo baja a la Tierra el "Toshigami"
la deidad que trae la buenaventura a todos los hogares.






"Shodo" significa "Camino de la escritura" ("sho": caligrafía o escritura y "do", camino).



Los japoneses piensan que un texto escrito, su caligrafía, debe despertar nuestros sentidos, ser placentero en sí mismo, independientemente de lo que ponga.



"La caligrafía es la imagen del alma" para una amplia mayoría. Nuestra personalidad, riqueza, belleza y profundidad espiritual quedan reflejadas en un arte que en Occidente pasa absolutamente desapercibido?



El Shodo expresa el ánimo, la delicadeza y sensibilidad, la fuerza y la energía de quien escribe.



Shodo
Cuando el trazo es arte, la inspiración hará volar el pincel sobre el papel. El orden de los caracteres está establecido, pero el espíritu de quien escribe, liberado de preocupaciones, tendrá, como en todo tipo de arte, la última palabra. Es un camino más hacía la esencia...


Pinceles, tintero con tinta, pisapapeles, pliego de papel de arroz.


 No es lo que escribimos. es cómo lo escribimos: con qué palabras y, sobre todo, con qué tipo de letra. La caligrafía japonesa es más que un arte. Armados de pincel de bambú y tinta, los maestros orientales son capaces de crear auténticas obras de arte sobre el papel de arroz, con la única ayuda de sus conocimientos, la experiencia que dan los años y la inspiración con la que la providencia tiene a bien bendecirles. Porque sin inspiración no hay arte y la caligrafía japonesa, sin arte, no existe.
Detrás de esos caracteres, de esos símbolos, de esos trazos, se esconde todo un arte milenario, lleno de armonía y espiritualidad. La sencillez, la simplicidad, son esenciales en esta disciplina en la que el equilibrio y la proporción juegan un papel esencial. El principio básico de la estética japonesa "wabi-sabi", ese que une a partes iguales, simplicidad y delicadeza, marca la pauta del camino del shodo. El resto lo ponen, a partes iguales, el sentido de lo escrito y la belleza con la que ha sido plasmado. Cada línea tiene su propio significado. cada trazo creado por el pincel del maestro, su propia esencia.


Furutani, Soin



Exposición de Caligrafía Japonesa
 Obras maestras de la caligrafía contemporánea se reúnen en España.

Conmemoración del 400 aniversario de las relaciones entre Japón y España. 




Y es que la caligrafía japonesa es un arte único, que pertenece a las disciplinas o prácticas "zen", al igual que "ikebana", la ceremonia del té, el "kendo" o esgrima con espadas, y otras artes esenciales para entender la cultura japonesa como el "budo". Placeres y artes detrás de los que se esconden disciplinas milenarias, horas y horas de concentración y práctica, y grandes dosis de inspiración y expiración.
 
Porque la historia de la caligrafía japonesa es larga y sinuosa, como sus trazos. Considerada un arte llegado directamente del cielo; los jeroglifícos, los caracteres, han tenido desde época inmemorial un significado místico además de una carga de energía pura difícil de explicar a un occidental. El vacío, representado por el papel blanco, es ocupado poco a poco, de manera armónica, por signos escritos en negro. Es la materialización del Ying y el Yang, de lo masculino y lo femenino, del ahora y el siempre. El sentido de la vida, sus verdades eternas, se encuentran en este camino, en el "shodo", y son desveladas poco a poco de forma modesta, sencilla, pero muy profunda, siguiendo las pautas de otras sendas igualmente significativas.



 Takagi, Atsuhito



Actualmente también se utiliza un pincel moderno, denominado "fudepen", que es un modelo portátil que incorpora un depósito de tinta.



Multitud de trazos, un solo espíritu. Existen varios estilos de caligrafía tradicional, marcados y distinguidos por su fuerza expresiva.




Kaisho. Sus líneas y jeroglíficos, precisos y firmes, son angulosos y cuadrados. Una línea se escribe detrás de otra. La mayor parte de los tratados históricos utilizan esta caligrafía, clásica entre las clásicas.

Gyosho. La más rápida e informal de las escrituras conocidas. Para nosotros sería una semicursiva o letra inclinada, y se caracteriza por sus líneas suaves y redondeadas.

Sosho. Es una cursiva (inclinada) realizada en varios movimientos y sus líneas son rápidas y vigorosas. El trazo adquiere su libertad máxima.

Viene el otoño.
No es solamente el viento
lo que lo anuncia.

                                                 Jokushi         


Sólo al caerse
se alza en su esplendor
la peonía.

                             Buson



Se desenvaina
la espada Tomokiri,
y canta el cuco.

                       Buson



Vuelan luciérnagas,
y al ir a decir: "¡Mira!",
estoy yo solo.

                                      Taigui (1709 - 1771)




            
                                                                          



No hay comentarios:

Publicar un comentario