miércoles, 6 de noviembre de 2013

Gabriel García Márquez (1927-2014) Doce cuentos peregrinos.



"Es increíble que la naturaleza pida ayuda a gritos,
 pero lo más increíble es que nadie la escucha". 
                                                                        Simone de Beauvoir
                                                                                               


 Doce cuentos peregrinos reúne una serie de textos escritos entre 1974 y 1972. Antes de su formulación definitiva, algunos eran notas periodísticas, guiones de cine e incluso un serial de televisión.
 La mayoría permanecieron como borradores olvidados en un cajón durante mucho tiempo, hasta que García Márquez los sometió a un febril proceso de reelaboración y afinación del que salieron "redimidos por su condición mortal por las astucias de la poesía"...
 Una vez más, el autor colombiano ganador de un Nobel, borra las imprecisas fronteras entre realidad  ficción, pero en esta ocasión ambienta sus relatos en el marco de capitales europeas como Roma, París, Viena y Ginebra.
 Y por sus páginas desfila una galería de personajes enigmáticos y sugestivos, discurren tramas desarrolladas con magistral sobriedad lírica, experiencias autobiográficas vertidas en un lenguaje mágico capaz de plasmar  una poética original e inconfundible.




El rastro de tu sangre en la nieve


 Al anochecer, cuando llegaron a la frontera, Nena Daconte se dio cuenta de que el dedo con el anillo de bodas le seguía sangrando. El guardia civil con una manta de lana cruda sobre el tricornio de charol examinó los pasaportes a la luz de una linterna de carburo, haciendo un gran esfuerzo para que no lo derribara la presión del viento que soplaba en los Pirineos. (pag. 193)










 Gabriel José de la Concordia García Márquez nació en Aracataca (Colombia) en 1928. Debutó como novelista con La hojarasca (1955), a la que siguieron El coronel no tiene quien le escriba (1961), Los funerales de la Mamá Grande y la Mala hora (1962), obras que anticiparon el universo mítico-literario de su mejor novela Cien años de soledad (1967). Posteriormente publicó El otoño del patriarca (1975), Crónica de una muerte anunciada (1981), El amor en tiempos del cólera (1985), y El general en su laberinto (1989).
En 1982 recibió el Premio Nobel de Literatura.




No hay comentarios:

Publicar un comentario