miércoles, 4 de septiembre de 2013

"Folklore infantil en la obra de Lorca" Federico García Lorca (1898- 1936)



Todo acercamiento a la obra poética de Federico García Lorca debería tener en cuenta las palabras que él mismo dejó escritas  cuando quiso darnos una definición, última y breve, de su poesía:

Yo sólo de sé decir que odio el órgano, la lira y la flauta.
Amo la voz humana. La sola voz humana empobrecida 
por el amor...La poesía es otro mundo. Hay que            
 encerrarse con ella. Y allí dejar oír la voz divina y pobre,
   mientras cegamos el surtidor.   
                                        

La gallina y el gallo

 "Dile a Teresita que le voy a contar el cuento de la
            gallinita con traje de colay sombrero amarillo. El gallo
          tiene un sombrero muy grande para cuando llueve". 
                                                                         Carta a Jorge Guillén

                                         
 
                           
La rana

1.-   Dile que le contaréel cuento de la rana que tocaba
  el piano y cantaba cuando le daban pasteles.
                                                                          Carta a Jorge Guillén   


 La nana del caballo

"A la nana, nana, nana,
a la nanita de aquel
que llevo el caballo al agua
y lo dejó sin beber...

"Nana, niño, nana
del caballo grande
que no quiso el agua.
El agua era negra
dentro de las ramas.
Cuando llega al puente
se detiene y canta.
.......    .......    .......

Las patas heridas,
las crines heladas,
dentro de los ojos
un puñal de plata.
Bajan al río.
¡Ay, cómo bajaban!
La sangre corría
más fuerte que el agua.
                                             "Bodas de sangre" F.G.Lorca

                                   
                               
              
 La niña que riega la albahaca


Príncipe                                                            
Niña que riegas la albahaca,
¿cuántas hojitas tiene la mata?
Irene                                                                
Dime, rey zaragatero,
¿cuántas estrellitas tiene el cielo?
      
.......       .......       .......

Príncipe                                                                      
Niña-niña que riegas la albahaca.
¿cuántas hojitas tiene la mata?
Irene                                                                   
Mi príncipe preguntón...
¿cuántas estrellitas tiene el cielo?
Príncipe                                                                       
Niña-niña...
¡Los besos que le diste al uvatero!       


                                                                    
Durante muchos años de su larga y fructífera vida, la profesora Fuentes, estudió profundamente la obra de Lorca y fue recogiendo el tesorillo de las influencias de los juegos y las canciones populares que brotan, a veces de una manera insospechada y mágica, en la obra del autor granadino.


Jorge Guillén, en su magnífico prólogo a las "Obras Completas" del poeta, ya nos hablaba de aquella "hondura de infancia" que nunca dejaría de estar en la más íntima raíz de la poesía de Lorca.
       








                                      

No hay comentarios:

Publicar un comentario