miércoles, 7 de agosto de 2013

La Belleza Encerrada.


Diego Velázquez. Vista del jardín de la Villa Médicis, Roma,h. 1600

La exposición reúne 281 obras de las colecciones del Museo del Prado que tienen como denominador común su pequeña dimensión y unas características especiales de riqueza técnica, preciosismo, refinamiento del color y detalles escondidos que invitan a la observación cercana de estos cuadros de gabinete, bocetos preparatorios, pequeños retratos, esculturas y relieves.
La mitad de las obras expuestas no se han visto con regularidad en el Prado en los últimos años.
La obras expuestas se ordenan a lo largo de diecisiete salas.


El Greco. El Greco

España hizo del greco un pintor nuevo, alejado del poder artístico romano y del influjo de Tintoretto, todavía presente en su Huida a Egipto y en la Anunciación.

Los inventarios de la Colección Real en los siglos XVII y XVIII abundan en obras de Rubens. De los artistas que visitaron España por un tiempo suficiente como para dejar su impronta, Rubens fue el de mayor calidad y más dilatado influjo.


David Teniers. El archiduque Leopoldo Guillermo en su galería de pinturas.

David Teniers. El mono pintor, h. 1660

David Teniers. El mono escultor, h. 1660

F. de Goya. Los cómicos ambulantes, 1793-94

Mariano Fortuny. Desnudo en la playa de Portici, 1874









No hay comentarios:

Publicar un comentario