domingo, 28 de julio de 2013

Centro de Arte Reina Sofía



 Centro de Arte Reina Sofía



J. Gutiérrez Solana. La tertulia del café Pombo, 1920

Yo no conocía a Gutiérrez-Solana.
Imaginábamelo de algo más de mediana estatura, delgado, huesoso, moreno, avinagrado, algo taciturno, aunque de mirar chispeante, inquieto y un poco irónico; pero no fuí buen adivino. Como me sentaron a su lado, me tuve que contentar con irlo observando detalle a detalle.
Su mano derecha, que jugaba a mi vista en la tarea de yantar, aparecíaseme carnosa, poco ágil, poco movible, de dedos largos, piel gruesa y sanguínea. En el perfil de su rostro apreciaba yo una frente alta, una nariz larga aguileña y una barbilla prominente bastante distanciada de la boca; un rostro largo, en una palabra, con gesto de obstinación, como formula externa de la tenaza con que su entendimiento y su querer se aferran fieramente a esas realidades en que apenas paramos mientes los demás. A Ramón Gómez de la Serna apenas lo concía; pero soy amigo de su pade...(Pág. 224. La sagrada cripta de Pombo) 
 

J. Gutiérrez Solana. Las vitrinas, 1910

Juan gris. Le Moulin á café, 1920

Una sala individual se dedica a Juan gris, presidida por el Retrato de Josette, de 1913. A través de la personal experiencia del pintor madrileño, nos introducimos directamente en el cubismo, primer movimiento importante del siglo XX.

Pablo Picasso. Guernica, 1937

La obra del pintor malagueño se distribuye en tres ámbitos, separados por paneles centrales: anterior a la Guerra Civil española, conjunto del Guernica, y posterior a la guerra, resaltando la centralidad de la monumental obra realizada por Picasso para el Pabellón de España en la Exposición Universal de París de 1937. Actualmente el Guernica se puede ver sin el cristal y con la perspectiva que facilita la apertura del arco central que lo comunica con la sala de Julio González.
 
Detalle
   
R. Fernández Balbuena.

Salvador Dalí.
   
Jardín interior











No hay comentarios:

Publicar un comentario