domingo, 7 de julio de 2013

Meditaciones. Marco Aurelio (121 - 180)


Palacio de los duques de Osuna (Aranjuez)


Meditaciones

Enseñanzas para una conducta moral


Escritas en griego por un emperador romano, las Meditaciones constituyen el escrito ético más perfecto del espíritu antiguo y participan de la actualidad que hoy rodea el pensamiento estoico.
Redactados hacia el final de su vida, durante las horas nocturnas pasadas en vela en distintos campamentos militares, estos pensamientos, mezcla de reflexiones morales, soliloquios y máximas filosóficas, resumen los principios de una conducta moral que puede ayudar al lector moderno a adquirir seguridad frente a la sensación de azar que gobierna el mundo.
Dividido en doce libros, el texto de Marco Aurelio se ofrece a una multitud de mensajes: reflexiones amplias entorno a un mundo en cambio permanente, la necesidad de aferrarse a unos valores constantes, una invitación a vivir el presente sin detenerse en la queja o la pasividad, una guía de supervivencia si se saben abandonar viejos miedos y se aprende a ser sociable de una forma inteligente.
Una obra de perenne actualidad desde hace dos mil años que enseña, sobretodo, a guiarse por la razón para evitar el engaño y el dolor.


Palacio de los duques de osuna, Aranjuez

Nadie pierde otra vida que la que vive, y no vive más vida que la que se pierde, aunque vivieras tres mil años o treinta mil. (II.14)

No malgastes lo que te queda de vida conjeturando sobre los demás, a no ser que busques un bien común. Pues imaginar qué pueden estar haciendo y por qué, qué están pensando y qué planean, te aturde y te aparta de tu guía interior. (III. 4)

No actúes como si fueras a vivir diez mil años. Lo inevitable pende sobre ti. Mientras vivas, mientras sea posible, sé un hombre de bien. (IV. 17) 


Fuente de Neptuno. Jardín de la Isla, Aranjuez

El tiempo es como un río donde los acontecimientos son como una corriente impetuosa. Apenas se entrevé una cosa, ya es arrastrada, y también lo será la que ocupe su lugar. (IV. 43)

Una buena manera de defenderse de ellos es no parecerte a ellos. (VI. 6)

Si algo te es difícil de realizar, no supongas por ello que es imposible. Piensa que, si algo es humanamente posible y propio, tú lo puedes lograr. (VI. 19)


Jardín de la Isla. Aranjuez

Meditaciones

Libro III

2) Todo tiene su gracia, sólo hay que saber ver: las grietas del pan cocido lo hacen más apetitoso; los higos se abren cuando están bien maduros; las aceitunas que maduran en los olivos, próximas a pudrirse, tienen una singular belleza. Así, examinadas aisladamente, carecen de belleza las espigas dobladas, la melena del león, la espuma en la boca de los jabalíes y tantas otras cosas. Pero se vuelven bellas y atractivas viendo su lugar en los procesos naturales. Todo tiene encanto para quien, con sensibilidad e inteligencia, puede captar el conjunto. Verá con tanto gusto las reales fauces de las fieras como su reproducción por los mejores artistas. Incluso en los viejos encontrará fresca perfección y un amable encanto en los niños. Y otras muchas cosas  que nunca verá un ignorante.




Marco Aurelio Antonino nació en Celio, zona residencial de Roma, en el año 121. Hijo de una aristocrática familia de la Bética, recibió una esmerada educación griega y latina en palacio, donde vivía desde que fue adoptado por el emperador Adriano.
A la muerte de éste es adoptado por su heredero, Antonino Pío, y ejerce como consejero y cónsul durante los veintitrés años de su reinado. Emperador de Roma desde el 161, este filosofo en el poder, que abrazó el estoicismo en su juventud, mostró gran capacidad de gobierno: fortaleció la autoridad imperial, aseguro la continuidad dinástica, consolidó el procedimiento judicial y humanizó la interpretación de las leyes, además de ampliar las fronteras del Imperio.
Murió en el año 180 durante una campaña militar cerca de Viena.


Autor: Marco Aurelio
Título: Meditaciones

Introducción: José Ignacio  Díaz  Fernández
Notas: L.F. Aguirre de Cárcer

Editorial: Temas de Hoy , S.A.
Nº Páginas: 242 
 



"Debemos estar dispuestos a deshacernos de la vida que hemos planeado,
para tener la vida que nos espera.
Sigue tu dicha y el universo abrirá las puertas para ti
donde sólo había muros."
                                                                          Joseph Campbell


 

No hay comentarios:

Publicar un comentario