martes, 9 de julio de 2013

Baños Árabes,Hammam Al Andalus (Madrid)










Hammam. Calle Atocha, 14. Madrid


Hammam Al Andalus, Medina Mayrit recupera la esencia de una civilización construida en torno al agua elemento clave en la vida y espiritualidad de nuestros antepasados.

Entonces era lugar de reunión y hoy Hammam es un paréntesis en medio de lo cotidiano, un espacio para evadirse, para dejarse envolver por la belleza de la arquitectura andalusí, por los aromas y los sabores de la naturaleza, un espacio para renovar cuerpo y mente.

Medina Mayrit es la denominación que el reino de Toledo utilizó entre los siglos VIII y XII para nombrar el enclave en el que hoy se asienta la ciudad de Madrid. Este lugar de encuentro de las tres culturas: musulmana, cristiana y judía, cuyo crisol dio como fruto un extraordinario periodo de riqueza y de crecimiento social y cultural Al-Andalus. 

 Agua y luz. Tiempo y espacio. Tradición y purificación. Silencioso el influjo de la cultura de Al Andalus ha superado el paso de los siglos para instalar toda su riqueza en el presente.

 Estos Baños Árabes se encuentran bajo una estructura de aljibe centenario. Estos han sido recuperados utilizando los materiales típicos de la época para que junto con sus aguas, perfumes y decoración resucitan toda la magia de Al-Andalus. 










 Sobre una música suave de la época una atmósfera cálida y tenue envuelve el recorrido por estos baños árabes, salpicado de contrastes térmicos.

 El Hammam incluye tres salas de agua: tepidarium (sala templada), frigidarium (sala fría), caldarium (sala caliente). El recorrido se completa con una sala de vapor (sauna turca), y de descanso con fuente de té: un ambiente único de luz tenue, aromas singulares y música suave.

La sala templada, la más grande, recuperando costumbres de entonces recrea el enclave del Hammam donde las conversaciones sobre política, negocios o religión se alargaban durante horas. A nosotras nos encanto esta piscina, la que más.



Sala de masaje


 El la sala de vapor, sauna turca, que a mí me encantó, apenas un minuto y me tuve que salir era una sensación de falta de oxigeno la que sentí que me produjo ansiedad, fuera de la sala más tranquila, con la ayuda de mi amiga Pilar, decidimos volver a entrar. Se recomienda no estar más de diez minutos en su interior, el vapor es tanto que apenas si se puede ver nada, nos sentamos nos relajamos y ...el paraíso. Pasados los diez minutos me dio pena tener que salir estaba en la gloria. Y nuestra piel lista para el masaje.

 Lo primero es limpiar a fondo la piel con un guante de crin, previamente mojada,  hay tenemos que aguantar un poco porque frotan con mucha energía.

 Y una vez  limpia y eliminadas las impurezas de nuestra piel, llega el masaje con aceites esenciales... Y cuando salimos a la calle la sensación de limpieza de renovación es total, salimos a otro mundo al bullicio de la calle y al ruido a las prisas..comentamos lo ligeras y lo bien que nos sentimos desde dentro y nuestra piel es seda. Nos prometemos volver hacer esto un par de veces al año. Esta agradable sensación nos acompañó durante unos días.




Se pueden comprar productos relacionados con los baños árabes desde lo albornoces a los aceites etc... y también productor para el te.

 El restaurante, tetería Medina Mayrit es el resultado de mezclar las tendencias mas recientes con las más profundas raíces gastronómicas de Al-Andalus, dando lugar a un encuentro intercultural que se aprecia claramente. Recuperan recetas de la rica tradición culinaria de nuestra Península Ibérica, fruto de la convivencia entre musulmanes, judíos y cristianos como cus cus de verduras, tajine de cordero, salmorejo, ajo blanco, harira o berenjenas a la miel de caña...

 Los grandes filósofos árabes dijeron una vez "La danza y la música se expanden, se contraen, calma los movimientos del alma y despierta los estados de ánimo del ser humano"...Es lo que inspira su actividad artística y cultural en los espectáculos de su restaurante. 

 La tetería ofrece ofrece las bebidas más populares del Al-Andalus medieval, disponen de una gran variedad de tés, infusiones, zumos, cafés preparados, batidos naturales y cócteles que se pueden acompañar de exquisita repostería...

 Además, en horario de tetería se pueden jugar partidas de ajedrez o damas con los amigos incluso, en las tardes señaladas, Danzas Orientales, Cuentacuentos, Tarot Medieval... 













No hay comentarios:

Publicar un comentario