viernes, 5 de julio de 2013

Analogías Musicales.


Madrid la Gran Vía.


Fundación Caja de Madrid
 
Plaza de San Martín, 1. Madrid
   
Vladimir Baranoff-Rossiné. Adán y Eva, 1912

La música en el espacio
 
En los Ballet Rusos, la compañía de Serge Diaghilev, tuvieron un papel determinante los pintores que se encargaron de la interpretación visual de la música en el vestuario y los cuadros escénicos.
 
Esta capítulo reúne obras realizadas por pintores como Bakst, Benois y Larionov para algunas de las puestas en escena más célebres de los Ballets Rusos. Grandes hitos de la danza de aquel período, que se granjearon la admiración de los artistas plásticos, como Loie Fuller e Isadora Duncan, son también objeto de esta sección, entre cuyos exponentes hay una selección de dibujos abstractos de Nijinsky.

 
Mikhail Matiushin

"El color es un medio para ejercer una influencia directa sobre el alma. El color es la tecla. El ojo el macillo. El alma es el piano con muchas cuerdas. El artista es la mano que, por esta o aquella tecla, hace vibrar adecuadamente el alma humana". Así respiraba el músico de la pintura, Wassily Kandinsky, del que se rescatan 34 obras para esta muestra.  "El mundo suena" con él y con otros 48 artistas, que ilustran los diferentes medios por los que el ideal de sinestesia - la correspondencia entre percepciones sensoriales diferentes como vista y oído en el caso de música y pintura- explica la abstracción. 


Kandinsky. Amarillo, rojo y azul, 1925

En la muestra conviven "tardosimbolistas" como Ciurlionis; futuristas como Severini o Balla; símbolos de las vanguardias rusas, como Malévich o Larionov; miembros del "Jinete Azul" (Marc y Macke); Kupka, Lissitzky, Alexandra Exter, Nijinsky, Baranov-Rossiné, Delaunay, Survage, Picabia, Paul Klee, Sophie Taeuber, Jawlensky, etc...

Mikalojus Konstantinas Ciurlionis (1875-1911)

Kazimir Malévich (1879-1935)

Franc Mac. Dos caballos, rojo y azul, 1912






Madrid. Calle de Alcalá.








No hay comentarios:

Publicar un comentario