miércoles, 24 de julio de 2013

El Amor Brujo . Ballet Victor Ullate





La realidad de un viejo sueño.

En el inicio de mi vida profesional siendo yo muy joven ya lo bailaba, su música volvía a mi pensamiento de forma insistente llenándome de inspiración, así largos años, hasta que llegó el momento de darle forma, las sensaciones se adueñan de mí, se producía un efecto de ondas entre la música y yo, era un reto que me apasionaba, el poder unir tantos sentimientos, y contar la historia como yo la siento, dejarme llevar por la intuición y las sensaciones que la música me ha transmitido.

¡Para crear tengo que amar!, los bailarines me han inspirado, ellos han adquirido una gran madurez profesional, juntos hemos trabajado la interpretación y me han demostrado su arte, en otra faceta de la danza.

He contado con Frederic Amat, gran pintor y amigo, juntos hemos trabajado con entusiasmo hasta dar forma a un "AMOR BRUJO" distinto en sus formas pero eterno en su esencia, quizá me atrevería a decir más lleno, hacia arriba, como si quisiera elevarse buscando la aprobación de Manuel de Falla que nunca estuvo conforme con el tratamiento que la danza dió a su música.

                                                                                         Victor Ullate



Victor Ullate nació en Zaragoza el 9 de mayo de 1947, prestigioso bailarín y coreógrafo. Estudió con María de Ávila y se inició profesionalmente con Antonio Ruiz Soler en 1961.

En 1964, fue contratado por el Ballet Siglo XX de Maurice Béjart. En 1979 forma una compañía de ballet clásico, perteneciente al Ballet Nacional de España, que dirigió hasta 1983. Ese mismo año fundó la Escuela de Danza Victor Ullate, de donde surgiría el ballet que lleva su nombre en 1988.

Desde el año 2000, preside la Fundación de Danza Victor Ullate que promociona la formación de profesionales de la danza. Ha formado destacados bailarines españoles (Lucia Lacarra, Tamara Rojo, Igor Yebra, entre otros).



Compañía Victor Ullate






Manuel de Falla nació en 1876 en el seno de una familia de la burguesía gaditana. De su familia heredó el culto a la música y una profunda religiosidad . Su madre, maría Jesús Matheu, le impartió sus primeras lecciones de piano, antes de confiar la formación musical de su hijo a Eloísa Galluzzo, Alejandro Odero y Enrique Broca.

Con una sólida formación a sus espaldas, supero con sobresaliente, en calidad de alumno libre de la Escuela Nacional de Música y Declamación, los tres primeros años de solfeo y los cinco de piano.

Se estableció en Madrid en 1898, justo cuando las finanzas de su familia empezaba a quebrantarse. para ganarse la vida dio clases particulares de piano y realizó trabajos de acompañamiento.


El Amor Brujo

Para su primera incursión en el terreno del ballet, género con poca tradición en España, Falla partió de un libreto de Gregorio Martínez Sierra basado en leyendas gitanas.El encargo era de la bailaora Pastora Imperio, quien conocedora del amor del compositor por el cante jondo, deseaba una partitura en la que ese mundo y el de la llamada música culta se dieran la mano.

Falla no la defraudaría: acabó la composición de su nueva obra a principios de 1915, y el 15 de abril de ese mismo año la estrenó en Madrid, con la bailaora en el papel protagonista. Fue un fracaso monumental. La crítica la calificó de "simple españolada" sin entender la originalidad de una partitura que, lejos de citar cantos gitanos, los recrea de tal modo que lo que se escucha es algo completamente nuevo, aunque con toda la verdad  de lo auténtico.

Fotografía: Mark Olich



No hay comentarios:

Publicar un comentario