sábado, 4 de mayo de 2013

El fantasma de Canterville. Oscar Wilde (1854 - 1900)




A las diez y media oyó a la familia subir a acostarse. Durante algún tiempo le sacaron de quicio las risotadas de los gemelos, que naturalmente se divertían con inocente alegría de colegiales antes de ir a la cama; pero a las once y cuarto cuando todo estaba en silencio, y al dar la media noche, se puso en camino. El búho golpeaba los cristales de una ventana, el cuervo graznaba desde el viejo tejo, y el viento aullaba triste alrededor de la casa como un alma en pena; pero la familia Otis dormía ajena a su destino...(Pág. 22)  
 



-Allá a lo lejos, pasando el pinar -contestó con voz baja y soñadora- , hay un jardincillo. La hierba crece alta y muy tupida, y está lleno de estrellas grandes y blancas de la flor de la cicuta y el ruiseñor canta durante toda la noche. Durante toda la noche canta y la fría luna de cristal lo contempla y los tejos verdes extienden sus gigantescos brazos sobre los que duermen...(Pág. 33)



Cuando una niña de bucles de oro
arranque una oración de labios del pecado,
cuando el almendro estéril dé fruto,
y una pequeña derrame sus lágrimas para otro,
la mansión podrá entonces recobrar la calma
y Canterville alcanzará la paz.




El arte maravillosos de oscar Wilde

"Mentir, narrar cosas maravillosas e inciertas es el verdadero objetivo del arte", dejó dicho Oscar Wilde, y él mismo dominó este arte de una manara fascinante. Nacido en 1854 en Dublín, este escritor, un esteta mundano y un romántico irónico e irrespetuoso, sentía un anhelo insaciable por lo bello, puro y bueno de las personas. Se lo pagaron de la manera más brutal, y lo enviaron a prisión por lo que consideraron un delito. Allí intercedió antes que nada en favor de la liberación de los niños encarcelados -hecho nada insólito en la Inglaterra de la época-. Al ser puesto en libertad, lo primero que hizo fue organizar una fiesta para niños. poco después murió, a la edad de cincuenta y seis años, marcado física y psíquicamente por las secuelas del cautiverio.

  Wilde amó a los niños por encima de todo. Ellos lo reconciliaron con las deficiencias de su entorno. Le gustaba en demasía ejarse hechizar y arrebatarpor ellos hacia esos mundos de los sueños y de las bellas artes, en los que sólo  reinan la fantasía y la libertad y en los que nada pintan los filisteos de este mundo.
 
 Cuando en 1887, como joven poeta e ingenioso ensayista, se marchó a América, donde se le celebró como dandy divertido de la vieja Europa, quedo consternado por el mercantilismo desenfrenado de los americanos, su riqueza y su despreocupación, pero encontró a las hijas del país "encantadoramente incomprensibles" y "graciosamente descaradas". Decía de los niños americanos que se pasaban la mayor parte del tiempo "corrigiendo los errores de su padre y de su madre" -una inversión del principio de autoridad no imaginable por aquél entonces en la tradicional Inglaterra-.

 Cuando cinco años más tarde escribió su primer relato, se valió tanto de las impresiones americanas como también de los dolorosos recuerdos de su adorada hermana menor, muerta en edad temprana.



Título de la edición original: The Canterville
Autor: Oscar Wilde
 
Traducción del inglés: José maría Courel y M.I. Villarino
Diseño e Ilustraciones: Albert Schindehütte
 
Nº Páginas: 57 




El poder purificador del amor es el argumento principal del cuento romántico. A pesar de que ha pasado ya todo un siglo entre el florecimiento del romanticismo y el tiempo de surgimiento de esta novela al principio sólo grotesca y luego cada vez más melodramática, el sueño de la redención de la humanidad por medio de una inocencia infantil y pura no ha perdido nada de su fuerza lírica para este poeta tardío, pero aun así adelantado a la modernidad.
 Es la pequeña americana Virginia a la que corresponde la corona aristocrática y no al anquilosado inglés. una ilusión irónica que sólo un cuento puede ofrecer. La narración de cosas maravillosas e inciertas es el verdadero objetivo del arte.

 




Autor : Oscar Wilde
Títulos: Una mujes sin importancia. El abanico de Lady Windermere
Traducción del inglés: Ricardo Baeza

Publicaciones Atenea
Autores extranjeros.
Oscar Wilde: Obras completas
Volumen 51. Teatro 10
Edición: 1923



Oscar Fingal O'Flahertie Willis Wilde en sus comedias obtuvo éxitos sin precedentes en la escena inglesa, y que aún figuran en el repertorio de casi todos los buenos teatros del género europeos. Teatro de sociedad, ágil, epigramático, desbordante de ingenio, íntimamente emparentado con Sheridan, y más aún con William Congreve. 

 El abanico de Lady Windermere,  comedia en cuatro actos, 1893, estrenada en el St. James's Theatre, de Londres, el 20 de febrero de 1892.

Una mujer sin importancia, comedia en cuatro actos, 1894, estrenada en el Haymarket Theatre de Londres, el 19 de abril de 1893. Estrenada en el teatro de la Princesa, de Madrid, el día 6 de octubre de 1917.
 



 
Prado ante la terraza del castillo de Hunstanton. Sir Juan, Lady Carolina Pontefract y Miss  Worsley, sentados en sillones de mimbre bajo bajo un tejo frondoso.

Lady Carolina.- Creo que es ésta la primera casa de campo inglesa en que pasa usted una temporada, ¿verdad, Miss Worsley?
 Ester.- Sí, Lady Carolina.
 Lady Carolina.- En América, me han dicho que no tienen ustedes casas decampo.
 Ester.- En efecto, tenemos pocas. 
 Lady Carolina-. ¿Y campo, tienen ustedes; lo que nosotros llamamos campo?
Una mujer sin importancia. Acto I. (Pág.19) 



 


No hay comentarios:

Publicar un comentario