jueves, 16 de mayo de 2013

Arquitectura en Rusia. Construir La revolución.




Museo Naval de San Petersburgo, Rusia



Torre de radiodifusión Shábolovka


Arte y Arquitectura en Rusia 1915 - 1935


Desde la revolución de 1917 hasta aproximadamente 1935, Rusia vivió un período de intensa actividad en el campo de las artes plásticas y la arquitectura, con el desarrollo de un lenguaje radical e innovador que contribuyó a la difusión socialismo soviético.
Los principales artistas rusos de vanguardia -Malévich, El Lisitski, Popova, Ródchenko -, partidarios del constructivismo y el suprematismo, abandonaron la representación para promover un arte de formas geométricas puras, basado en la representación espacial en una superficie plana y las posibilidades de la tridimensionalidad, y fomentaron una asociación directa con el diseño'y la arquitectura.

A partir de 1922, los arquitectos -Guínzburg, los hermanos Vesnín, Melnikov, Gólosov- respondieron a estos experimentos radicales con proyectos innovadores.

Siguiendo el ejemplo de la arquitectura moderna europea, la función dictaba la forma externa, que se manifestaba mediante formas geométricas puras a menudo sostenidas por pilares o pilotis sin ornamentación, con fenestración horizontal continua y cubiertas planas. 





Para satisfacer las necesidades del nuevo orden social, los arquitectos desarrollaron nuevas tipologías de edificios, como la casa-comuna y el club de trabajadores, y redefinieron las formas de las fábricas y edificios de oficinas.
 
Esta exposición, organizada por tipos de edificios, presenta los años heroicos de la arquitectura soviética por medio de fotografías antiguas de cada proyecto pertenecientes al Museo Estatal de Arquitectura Schúsev, yuxtaponiéndolas con otras de su estado actual realizadas por el fotógrafo Richard Pare en los últimos quince años. Ambos grupos de imágenes establecen un diálogo con obras creadas entre 1915 y aproximadamente 1930 por artistas de la vanguardia rusa que hoy forman parte de la Colección Costakis.




Durante los años de la vanguardia rusa existió una fuerte correlación entre pintura y arquitectura. Algunas obras, como las de Klutsis, Kliun y Stenberg, aluden explícitamente a la arquitectura. otras, como las de Malévich y Ródchenko, exploran las posibilidades de trasmutación del arte bidimensional en construcciones.
 
Todos los artistas identifican un nuevo lenguaje visual que determina su búsqueda de un arte desprovisto de formas naturalistas o figurativas y un medio para presentar la tercera dimensión y una impresión dinámica en una superficie bidimensional.





También puede trazarse un paralelismo entre las obras de arte y la arquitectura moderna, como por ejemplo la relación entre Construcción espacio-fuerza (1921) de Popova y el edificio del Gosprom de Járkov, o Boceto para Proun 6B (1919-1921) de El Lisitski y la torre de radiodifusión Shábolovka de Shújov (1922).


Arquitectura
Gobierno y Comunicaciones
A principios de la década de 1920 el Partido Comunista impuso su control sobre el Gobierno y las comunicaciones. Entre los proyectos concebidos para facilitar este objetivo estaban el edificio del Gosprom (1929) en Járkov, nueva capital de la República Socialista de Ucrania, y el de la Tsentrosoyuz (1929-1936) de Moscú, obra del arquitecto suizo Le Corbusier y sede de la Unión de Cooperativas de Consumo. 




El control estatal de la prensa y propaganda generó dos edificios modernos para los órganos oficiales del Estado, el Pravda y el Izvestia (1925-1927), así como el Palacio de la Imprenta de Bakú (1932) en la República Socialista de Azerbaiyán.










No hay comentarios:

Publicar un comentario