jueves, 2 de mayo de 2013

El pabellón de cáncer. Aleksandr Solzhenitsyn (1918-2008)



Cuentan las crónicas que hace unos mil años, cuando el príncipe Vladimir de Kiev quiso elegir entre las religiones conocidas, optó al fin por la cristiana ortodoxa porque, le hicieron saber los sabios, fue tal la impresión que a éstos les causó el rito griego que no supieron decir si se encontraban "en el cielo o en la tierra, pues nunca habían contemplado en este mundo un espectáculo de tamaña belleza".

El episodio, cierto o no, define del mejor modo el arte y, en especial, la literatura rusa, en los que belleza y verdad, verdad y belleza han estado inseparablemente unidas. No hay éxtasis espiritual sin goce estético y, lo más importante, no hay belleza,no hay obra humana que sea tenida por hermosa si no está llamada a alimentar y encauzar nuestro espíritu, no hay belleza verdadera sin verdad.

Y la belleza, a veces de modo fértil y sublime y otras como esclava dócil y moralizante, ha vivido aprisionada en esta rigurosa y paternal tutela. La literatura rusa ha sido y sigue siendo el crisol en que hierve y del que mana la irrefrenable pulsión metafísica y ética del pueblo.



El pabellón de cáncer, que cuenta un episodio de la vida del autor, tiene como escenario Tashkent, donde el protagonista, Oleg, se encuentra internado después de cumplir una larga sentencia en un campo.

Es un ex prisionero típico, desconfiado y testarudo, que se enfrenta con el mundo libre representado en la novela por doce hombres, todos atacados por el cáncer. La actitud frente al peligro de una muerte inminente modifica al hombre, hace caer máscaras y cortezas.

Aquí Solzhenitsyn prolonga la tradición de Tolstói en "La muerte de Iván Ilich", y de Chéjov en "Una historia aburrida".



 La verdad íntima de esos retratos es impresionante, sobre todo por los efectos que obtiene al mostrar a cada uno de los enfermos visto por sus once compañeros de dormitorio.

En el plano del lenguaje, Solzhenitsyn pertenece a la escuela de la poeta Tsvetáyeva o del poeta Rémizov, dos de los grandes renovadores de la sintaxis sincopada, llena de concentrada energía, propia del habla popular y de los proverbios.




Como en el siglo XIX lo hiciera Lev Tolstói o Fiódor Dostoyevski, entre los escritores rusos del siglo XX, el autor que tal vez haya contribuido de modo más titánico a alimentar la dimensión ética de la literatura, a dotar su obra de un mensaje espiritual es Aleksandr Solzhenitsyn.

La vida de Solzhenitsyn transita por la torturada senda de la historia soviética, y su obra, desde "Un día de Iván Denísovich" hasta "La rueda roja", recoge los episodios y los fenómenos más paradigmáticos de esta experiencia histórica. Su periplo vital se inicia casi con la revolución rusa y su actividad literaria, forjada en los campos de trabajo soviéticos.



Konstnatin Yuon

Aleksandr Solzhenitsyn nació el 11  de diciembre de 1918 en Kislovodsk donde terminó sus estudios universitarios de matemáticas. En 1941 es movilizado y enviado al frente (1942).

Unas ofensivas observaciones sobre Stalin motivan su detención en febrero de 1945 y una condena de 8 años de reclusión en un campo. Allí le operan de cáncer en 1952. En 1957, un nuevo tumor le obliga a someterse a tratamiento en el hospital Tashkent.

En 1959 escribe en tres semanas "Un día de Iván Denísovich" y conquista rápidamente fama mundial. En 1963, escribe "El pabellón de cáncer" y empieza "El archipiélago Gulag". En 1967 en una carta abierta dirigida al IV Congreso de Escritores de la URSS, denuncia la censura y comienza su combate abierto contra el poder soviético. En 1974 es expulsado a Alemania Federal y en 1975 se establece en Estados Unidos donde sigue escribiendo.

Se le concedió el Premio Nobel en 1970.
 


El pabellón de cáncer es interesante de principio a fin mantiene el interés del lector en todo momento y, a pesar del título no es triste ni deprimente, es justamente lo contrario esperanzadora autentica, real como nuestra vida. Me gusto mucho es una novela difícil de olvidar.


Aleksandr Solzhenitsyn 




Autor: Aleksandr Solzhenitsyn
Título: Pabellón de cáncer
Traducción del ruso: Julia Pericacho
Traducción revisada: José María Farré
Prólogo: Georges Nivat
Editorial: Aguilar de Ediciones, S.A.
Nº Páginas: 614






No hay comentarios:

Publicar un comentario