viernes, 5 de abril de 2013

El Principito. Antoine de Saint-Exupéry (1900 - 1944)



Antoine de Saint-Exupéry nació en Lyon (Francia) en 1900. En 1921 ingresó en la aviación militar y desde 1926 a 1934 fue piloto de correo aéreo.

Tuvo una gran intervención durante los inicios de la aviación comercial y actuó en África y América del Sur.


En esta actividad encontró su escenario ideal para las acciones heroicas y una inagotable fuente de inspiración literaria. Así, Vuelo nocturno (1931), refleja sus experiencias como piloto comercial; Piloto de guerra (1942) habla desde sus vivencias como combatiente durante la Segunda Guerra Mundial, y Corrier Sud evoca los sentimientos de un piloto de correo aéreo destacado en África.



Su literatura refleja una visión de la vida en la que el deber, la predestinación fatalista y el valor de la amistad cobran especial relevancia.

Entre sus obras destaca especialmente su obra póstuma Ciudadela, una profunda y lúcida reflexión filosófica  sobre el hombre actual, y El principito que le dio celebridad mundial.


Antoine de Saint_Exupéry murió en acción de guerra en 1944.

Este pequeño cuento se ha convertido en una de las obras fundamentales de este siglo. En estos tiempos de confusión, El principito nos recuerda, una y otra vez, que un día fuimos niños y que el tiempo ha cubierto nuestras almas con el polvo de los años ocultándonos a nosotros mismos.



Es una narración poética, cuidada, cándida y delicada, pero también una larga ironía liberadora del desquiciado mundo en el que los "adultos" nos obligamos a vivir, un oasis en el que descansar de la desolación del desierto humano.



Autor: Antoine de Saint-Exupéry
Título: Le petit prince
 
Traducción: Bonifacio del Carril
Editorial: Emecé Editores S.A.
 
Ilustraciones: Antoine de Saint_Exupéry
Nº Páginas: 95



En sus páginas se recupera la mirada asombrada sobre lo cotidiano y lo simple, esa mirada que, con el paso de los años, se pierde entre supuestas certidumbres que se han acabado aceptando más por inercia que por convencimiento.

Y, por encima de todo, es un hermoso canto a la amistad y a la camaradería, una desnuda y decidida exaltación de la alegría del amor y del juego compartido, del ofrecimiento de unos a otros. Es un cuento, pero uno de esos cuentos que, con su lenguaje sencillo, sus imágenes evocadoras y su vigoroso esquematismo, nos recuerda que hay otras formas de vivir y que todos nosotros podemos ser capaces de recuperar realmente es importante en la vida.






No hay comentarios:

Publicar un comentario