viernes, 8 de marzo de 2013

Quinta de los Molinos.





Los orígenes de la Quinta de los Molinos se remontan a los años veinte del siglo pasado. El núcleo originario de la finca fue el entorno del palacete y la zona situada al norte del camino de Trancos o de la Quinta.



El resto de la finca es el resultado de varias adquisiciones que realizó D. César Cort hasta los años setenta.
 
Hacia 1925 se inició la construcción del Palacete, posteriormente se edificó la Casa del Reloj.
 


Ambas construcciones están orientadas al sur, hacia la vaguada del arroyo de los trancos, que dispone de una plantación importante de frondosas en el seno de la cual se construyó el lago y el jardín.


En los alrededores de la Casa del Reloj se distribuyeron parcelas escalonadas de huertas o producción de flores y en el entorno del palacete otra serie de parcelas dedicadas unas a producción y otras a jardín ornamental, rodeadas por muretes y escaleras que separan las distintas zonas.
  



Almendros en flor. El parque debe su nombre a dos molinos, traídos desde Estados Unidos en 1920, usados para extraer el agua de regadío del parque.
 
Hay que estar muy pendiente el tiempo es muy cambiante y el viento y la lluvia pueden acabar con las flores en un par de días.
 


 En verano merece la pena visitar La Quinta de los Molinos y disfrutar de los lirios y del agradable frescor de los árboles y el lago.
 
Uno de los últimos elementos construidos en el entorno del palacete fue la pista de tenis, para la cual fueron necesarios grandes movimientos de tierras, ya que se encuentra encajada en el sentido de la pendiente longitudinal del terreno.
 


Esta situación topográfica permitió rodear el campo con sendas terrazas de césped, a modo de gradas para espectadores y construir un muro de contención en forma de arco en el extremo del mismo.
 
  

El origen de esta quinta se remonta a comienzos del siglo XX, con la adquisición de la primera de varias parcelas que más tarde conformarían la finca, por parte de D. Cesar Cort Botí, un prestigioso ingeniero y arquitecto catedrático de la Escuela Superior de Arquitectura de Madrid, académico de número de la Academia de Bellas Artes de San Fernando y concejal del Ayuntamiento de Madrid.
 
Cort fue profesional dedicado principalmente al urbanismo, ademas, ademas de amigo seguidor de Arturo Soria, y desarrolló diversas teorías urbanísticas sobre el tránsito de la ciudad al campo que plasmó en varias publicaciones.
 






En 1978 muere el sr. Cort, llegando los herederos a un acuerdo con el Ayuntamiento de Madrid en 1982, por el cual 21 ha de la finca pasan a ser patrimonio del Ayuntamiento de Madrid.





Por su importancia dentro de la historia del urbanismo se inicia un proceso de restauración y puesta en valor que culmina incluyendo el jardín en el catálogo de parques y Jardines Históricos de especial protección del Ayuntamiento.
 


El Parque Quinta los Molinos se encuentra en el barrio del Salvador en el distrito de San Blas. Debido a su ubicación en la calle de Alcalá entre los números 527-531 su acceso es fácil en cualquier tipo de transporte.



Justo en la puerta del parque esta la estación de metro de Suanzes, correspondiente a la linea 5.









No hay comentarios:

Publicar un comentario