viernes, 15 de marzo de 2013

Sorropotún al estilo de San Vicente.




Costa Occidental y Comarca del Besaya
 
La línea costera delimitada entre las villas de Suances y Unquera se caracteriza por presentar una rica y variada gastronomía basada en los pescados y mariscos capturados en las aguas de un mar agitado y limpio que golpea constantemente las zonas de acantilados, y en las tranquilas aguas de las rías y estuarios de la zona. Las sardinas, los bocartes, el bonito, las lubinas, los centollos, los percebes, las ostras... conforman una despensa natural que complace a todos los paladares.



La villa de Suances ha alcanzado una gran notoriedad desde el punto de vista gastronómico, al albergar un notable número de buenos restaurantes que, de manera periódica, organizan distintas jornadas culinarias como las del marisco, arroz, bacalao... 

San Vicente de la Barquera, importante puerto pesquero cantábrico, tiene como plato estrella de su tradición culinaria el " sorropotún", un guiso a base de bonito y patatas que se elabora en los propios barcos cuando salen a faenar. También en esta villa se pueden degustar las ostras cultivadas en su ría y una gran variedad de pescados del Cantábrico.

En Unquera, localidad fronteriza con Asturias, es imprescindible degustar las típicas "corbatas", dulces elaborados con hojaldre de delicioso sabor.

También el hojaldre es la materia prima con la que se elaboran las ricas "polkas" de Torrelavega. Y dentro de la comarca del Besaya, donde se encuentran los frondosos bosques del Parque Natural Saja-Besaya, abundan grandes extensiones de castaños cuyo fruto es la base de las tradicionales "magostas".

En medio de esta franja litoral, se encuentran villas como Ubiarco, Oreña, Ruiloba o Comillas que cuentan con una variada oferta gastronómica basada en los pescados, carnes y guisos tradicionales de Cantabria.
 


Sorropotún al estilo de San Vicente

Ingredientes: (para seis personas), 600g de bonito fresco del norte, 1,5 kg de patatas, cuatro cebollas, aceite de oliva y sal. 

Preparación: se trocea el bonito en dados de un cm aproximadamente y se reserva sazonado. Se pican las cebollas muy finas y se doran a fuego lento con un poco de aceite. 

Cuando la cebolla está pochada, se añaden las patatas previamente escarchadas en trozos pequeños. Se rehogan las patatas y luego se cubren con agua. Se añade la sal y se cuecen a fuego medio hasta que estén casi tiernas. Se incorpora el bonito y se deja cocer, tapado, unos diez minutos.


 

Preparando un poco de pisto para acompañar un bacalao.







No hay comentarios:

Publicar un comentario