domingo, 3 de marzo de 2013

María Asquerino (1925 - 2013) Toda una vida dedicada a la interpretación



María Asquerino una mujer con carácter fuerte e independiente, siempre fue una mujer amante de las tertulias y de sus amigos. Tuvo éxito en el teatro donde deslumbró con sus interpretaciones de personajes temperamentales.



Su enorme éxito "Anillos para una dama" (1973), del escritor Antonio Gala, que tuve el honor de disfrutar aún hoy a pesar del tiempo transcurrido la recuerdo. Ella interpretaba el papel de Doña Jimena la esposa del Cid  y fue impresionante tanto que de hay surgió mi afición al teatro, no me sorprende que permaneciera dos años en la cartelera madrileña.
 


 Dos genios de la escena Francisco Rabal y María Asquerino
 


Comenzó en los años 40 , a los quince años, en la compañía de sus padres, los actores Mariano Asquerino y Eloísa Muro. En 1941 debutó con su padre en "Eloisa está debajo del almendro", de Jardiel Poncela, y en la pelicula de Juan de Orduña "Porque te vi llorar". 


Desde entonces siguió una larga y fructífera carrera en el cine con Cifesa, y en los años 50 y 60 consiguió fama internacional.



En 1987 escribió un libro con sus memorias. Encarnó un tipo de mujer: independiente, de cuerpo escultural y peculiar belleza. Una mujer desafiante, dura y temperamental que emocionaba. 



En el cine uno de sus grandes papeles fue en "Surcos" (1951), de Nieves Conde. Y en "Dos caminos" (1954) su interpretación de Marcelle la valió el premio de interpretación del Festival de San Sebastián.



En 1989 recibió el Goya a la mejor interpretación de reparto por "El mar y el tiempo", de Fernando Fernán Gómez, con quien también trabajaría en las últimas películas de este: "Mambrú se fue a la guerra" (1986), "El mar y el tiempo" (1989) y "Fuera de juego".



Descanse en paz una de nuestras grandes actrices con un dominio de la escena que solamente consiguen las grandes damas del teatro.






No hay comentarios:

Publicar un comentario