lunes, 25 de febrero de 2013

Tirano Banderas. Ramón del Valle-Inclán (1866 - 1936)


Biblioteca Nacional


Obra maestra de Ramón del Valle-Inclán, Tirano Banderas (1926) es una novela excepcional, inusitada en el paisaje. El relato se desarrolla en una imaginaría república americana, Santa Fe de Tierra Firme, sometida a la dictadura de un general, Santos Banderas, en cuyos rasgos se reconoce el rostro esencial de las tiranías que en su momento sirvieron a Valle de inspiración al escribir la obra y que desde entonces no han dejado de proliferar a una y otra rivera del Atlántico.

Punto de partida de las llamadas "novelas de dictadores", de tan importante y copiosa tradición en las literaturas hispánicas. Tirano Banderas destaca tanto por la profunda penetración crítica de la realidad que retrata como por el magnifíco despliegue de recursos narrativos con que acierta a reflejarla, dotándola de una increíble veracidad a la vez que de un impresionante valor simbólico.

Un revolucionario tratamiento del tiempo y de la estructura del relato potencia el prodigio de una lengua que rompe todas las fronteras del español para forjar una identidad nueva y sin embargo reconocible, con la que el idioma alcanza una cima insuperada.

"Méjico me abrió los ojos y me hizo poeta", dejó dicho Valle. 




El patrón, con sólo cincuenta hombres, caminó por marismas y manglares hasta dar vista a un pailebote abordado para la descarga en el muelle de un aserradero. Filomeno ordenó al piloto que pusiese velas al viento para recalar en Punta Serpientes. El sarillo luminoso de un faro giraba en el horizonte. Embarcada la gente, zarpó el pailebote con silenciosa maniobra. Navegó la luna sobre la obra muerta de babor, bella la mar, el barco marinero.
 
Levantaba la proa surtidores de plata y en la sombra del foque un negro juntaba rueda de oyentes: Declamaba versos con lírico entusiasmo, fluente de ceceles. Repartidos en ranchos, los hombres de la partida tiraban del naipe. Aceitosos farolillos discernían los rumbos de juguetas por escotillones y sollados. Y en la sombra del foque abría su lírico floripondio de ceceles el negro catedrático:

Navega, velero mío,
 sin temor,
que ni enemigo navío,
ni tormenta, ni bonanza,
a torcer tu lumbo alcanza,
ni a sujetar tu valor...

 
Café Gijón. Madrid




Ramón del Valle-Inclán (1866-1936) llenó toda su época con su extravagante personalidad y su extraordinaria literatura.

Desde el ciclo narrativo de las Sonatas (1902-1906) hasta la trilogía incompleta de El ruedo ibérico, pasando por las novelas de La guerra carlista (1908-1909), las Comedias barbaras (1907-1922) y su impresionante teatro de vanguardia (dentro del cual ocupan un lugar de honor Divinas palabras y Luces de bohemia, 1920), su espectacular evolución a partir del modernismo de sus primeros años hasta el esperpento conserva en todo momento una profunda coherencia, determinada por su radical compromiso con el lenguaje y su vena de genial estilista.



Tirano Banderas nace como consecuencia de la visita que Valle hizo a México en 1921, pero ya de su primer viaje a este país, en 1892, surge el proyecto de escribir una "Novela de Tierra Caliente", que encuentra soberbia culminación en esta obra máxima.





Título: Tirano Banderas
Autor: Ramón del Valle-Inclán
 
Ilustraciones: Alberto Gironella
Editorial: Galaxia Gutenberg
Nº Páginas: 257




No hay comentarios:

Publicar un comentario