sábado, 19 de enero de 2013

La Vieja Sirena. José Luis Sampedro (1917 - 2013)



La vieja sirena
 
Egipto, siglo III después de Jesucristo, en las cercanías de la ciudad de Alejandría. Es día de mercado. Los comerciantes anuncian sus mercancías mientras los agricultores, una vez recogida la cosecha, deambulan tranquila y apaciblemente. Entre los paseantes se halla el noble Amoptis, Gran Mayordomo de la Villa Tanuris, propiedad de Ahram el Navegante.

 Al pasar por el mercado de esclavos, una mujer llama su atención. Sorprendido por la inusitada belleza de su cabellera de color ámbar, decide comprarla como regalo para Sinuit, su señora, convencido de que ella podrá obtener una magnífica peluca con la que deslumbrar a todas las damas de la sociedad egipcia. Sin saberlo, su decisión iniciará una apasionada historia de amor.

Ahram, cautivado por su belleza, no podrá evitar caer plenamente enamorado de ella. Y, con su amor, despertará los recuerdos de la esclava a la que desea desposar. Así sabremos sus orígenes como sirena, de su envidia hacia los humanos, de sus súplicas a Afrodita para que la convierta en mujer, de su matrimonio, de su viudedad, de su secuestro, de sus terribles sufrimientos con los piratas, de su paso por los burdeles de Bizancio... de todo un mundo encerrado en una joven mujer.

Pero La vieja sirena no es sólo una gran historia de amor, sino un ambicioso deseo de ofrecer una visión totalizada del mundo y de las relaciones humanas en una época fronteriza que quizá tiene muchos puntos en común con nuestra propia época.



La Eternidad está enamorada
de las obras del tiempo
 
                                         W. Blake


(...) Como cuando sentada junto al manantial, me ponía frente a ella y repetía su incomprensible oración, también revivida ahora, tanto tiempo olvidada:

Oye mi ruego, Ishtar,
Luna de los Amantes.
De quien no sabe dar
enséñame a recibirlo todo,
De quien no sabe abrise
hazme llenar...(Pág. 123)

                                                                                             


Sin un cambio de dioses
todo continúa como estaba.
                                                                          A. Machado                   







           

Autor: José Luis Sampedro
Título: La Vieja Sirena
Ilustración: Serpientes de mar, 1904 de Gustav Klimt
Editorial: Círculo de Lectores
Nº Páginas: 584





José Luis Sampedro Doctor Honoris Causa por la Universidad de Álcala de Henares (Madrid).


        
José Luis Sampedro nació en Barcelona, en 1917. Debido a que su padre era militar, pasó toda su infancia y adolescencia en Tánger y Aranjuez. Después de la Guerra Civil, se licenció en Ciencias Económicas y trabajó como profesor en Madrid, Barcelona, Gran Bretaña y Puerto Rico.
 
 Su actividad como escritor se inició en 1939 con la novela La estatua de Adolfo Espejo. A pesar de su actividad como escritor no dejo su carrera como economista y a participado en reuniones en la ONU, el Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional. En 1977 fue designado senador real y desde 1990 es miembro de la Real Academia de la Legua.

Entre sus obras destacan: Un sitio para vivir, El río que nos lleva, El caballo desnudo, La sonrisa etrusca, Mar de fondo y la trilogía "Los círculos del tiempo" formada por las novelas Octubre,Octubre, La vieja sirena y Real Sitio.





No hay comentarios:

Publicar un comentario