viernes, 23 de noviembre de 2012

Música para camaleones.Truman Capote (1914 - 1984)




En una mansión de la Martinica, Truman Capote toma el té con la vieja dama propietaria. La conversación es banal o, al menos, lo parece: los restaurantes de la isla, las costumbres de los antiguos esclavos, un amigo asesinado hace unos años, un espejo negro de la sala... y la curiosa atención que prestan los camaleones a la música que interpreta la dama al piano (...)

Ése es el primer relato, una descripción - casi una transcripción - de un encuentro que, en principio, nada tiene de especial. Pero sólo en principio, porque es un retazo de vida convertido en materia narrativa.

Música para Camaleones

Es alta y esbelta, quizá de setenta años, cabellos plateados, soigné, ni negra ni blanca, el color oro pálido del ron. Es una aristócrata de la Martinica que vive en Fort de France, aunque también tiene un piso en París (...)



Autor: Truman Capote
Título original: Music for Chameleons 
 
Traducción: Benito Gómez Ibáñez
Prólogo: Cristina Peri Rossi
 
Editorial: Anagrama, S.A. 
Nº de páginas: 296
 
 

Los demás textos tienen una estructura similar: son momentos, imágenes, conversaciones y recuerdos que se convierten en historias, tan fútiles, tan espeluznantes, tan llenas de glamour o tan cotidianas como la vida misma.
 
La obra se divide en tres partes.
 
I. En la primera, seis textos breves como el que da título, Música para camaleones.
 
II. La segunda es una novela corta, un "relato real de un crimen americano", de estilo más depurado si cabe que A sangre fría.

III. Y la tercera, "Conversaciones y retratos", la componen algunas de las mejores piezas de la narrativa norteamericana, como el relato de un día de trabajo de la mujer de la limpieza, un autorretrato - descarnado como una confesión a tumba abierta -, o el recuerdo de aquella "adorable criatura" que fue su amiga Marilyn Monroe.

Conversaciones, memorias, confesiones, reportajes...la aparente simplicidad del estilo, su inmediatez, oculta una de las obras más fascinantes y sinceras de la literatura moderna.


Truman Capote en Venecia, Italia.


Entre la realidad y la ficción

En el prólogo de Música para camaleones, Truman Capote da las claves de la escritura de este libro. Revela que durante cuatro años, en el período comprendido entre 1968 y 1972 pasó la mayor parte del tiempo ocupado en seleccionar, releer y reescribir sus cartas (las que había enviado y recibido), así como los diversos diarios y cuadernos de notas que abarcan desde 1943 a 1965. Agrega que se trataba de narraciones detalladas de centenares de situaciones y personajes.

Truman Capote con unos amigos.





No hay comentarios:

Publicar un comentario