lunes, 19 de noviembre de 2012

Jardines Impresionistas.




Charles Courtney Curran. Flores de loto, 1888
Terra Foundation for American Art
Collection Daniel J. Terra. Chicago


La segunda polaridad se establece entre los grandes espacios verdes de carácter público (como el Parc Monceau, el Bois de Boulogne o el Trocadero) y los pequeños jardines privados, frecuentemente vinculados a la casa del artista.
 
Monet y Pissarro, Morisot y Sargent nos revelan los parques de París y otras ciudades como escenarios de una intensa vida social donde cohabitan y disfrutan las diversas clases.
 
 En el jardín privado, por otra parte, los mismos pintores plasman el ámbito de la intimidad y lo personal: la conversación, la lectura, el juego o el reposo.



Paul Gauguin
Patinadores en los Jardines de Frederiksberg, 1884


La tercera oposición se establece entre el jardín decorativo (escenario del ocio) y el jardín productivo (espacio de trabajo).
 
Las dos últimas salas de la exposición en el Museo Thyssen-Bornemisza se centran en la dedicación de Pissarro al tema del huerto, con especial énfasis en la figura del campesino trabajando (en consonancia con las convicciones políticas del artista).
 
Algunos artistas que recibieron las lecciones de Pissarro o experimentaron su influencia, como Cézanne, Gauguin o van Gogh, están también representados aquí.
 
En la fundación Caja Madrid, el recorrido continúa, en la gran sala central, con la evolución del tema del jardín en la obra tardía de los impresionistas franceses (con lienzos de Monet, Pissarro o Caillebotte) y en la nueva generación de pintores postimpresionistas (como Van Gogh, Klimt, Vuillard, Bonnard o Tolouse-Lautrec).


Joaquín Sorolla y Bastida
Jardín de la casa de Sorolla, 1920
Museo Sorolla, Madrid


El espacio de la planta superior, la atención se desplaza hacia la pintura naturalista europea y americana del cambio de siglo. Todo un elenco de artistas alemanes, escandinavos, británicos o estadounidenses se dejaron influir por la búsqueda de la luz y el aire libre, características del impresionismo.
 
Una tendencia paralela se observa en la pintura española de la época, representada por nombres como Sorolla, Regoyos, Pla, Meifrén o Anglada Camarasa, reunidos aquí en un espacio aparte.



Gustav Klim
La casa del guardabosques de Weissenbach en el Attersee, 1914
Colección Privada. Cortesía de Neue Galerie, Nueva York


La última sala presenta la metamorfosis el jardín en la transición del postimpresionismo a las primeras vanguardias del siglo XX, como el fauvismo, el cubismo y el expresionismo alemán, con obras de Cézanne, Munch, Nolde, Dufy, Braque, Malévich y Ernst.


Paul Cézanne
El Hermitage en Pontoise, 1881



Gustave Caillebotte
Dalias, jardín de Peite Gennevilliers, 1874
Colección privada 



Paul Huet
Árboles en el Parque de Saint-Cloud, 1820




Colección: Los grandes genios del arte
Biblioteca El Mundo

Presentación: Marie-Claire Uberquoi
Director de la colección: Eileen Romano

Año de la edición: 2003
Unidad Editorial, S.A.
Nº de Páginas: 189





Pierre-Auguste Renoir. Baile en el Moulin de la Galette, 1876


Pierre-Adrien Sollier. El almuerzo de los remeros, 1881




No hay comentarios:

Publicar un comentario