miércoles, 17 de octubre de 2012

l'Opera de Pekin.


Compañía Oficial de la República Popular China.



La Opera de Pekín
Doscientos años del Arte
Tradicional de China


La Opera de Pekín, cuyos principios se sitúan hacia 1790, a diferencia de las  clásicas de Occidente al uso, no es un espectáculo de música presidido por el "bel canto", sino una mágica sucesión artística que combina la canción con el diálogo, la mímica con la pantomima, el malabarismo con la acrobacia y la lucha con la danza.
 
 Su exquisita técnica refinada hasta en los mas mínimos detalles, creada hace mas de doscientos años, no tiene parangón alguno con ninguna otra clase de manifestación artística de la vieja Europa.

Dos siglos transcurrieron desde que su arte escénico tomara cuerpo como forma teatral a través de grupos de actores que utilizan antiguas leyendas chinas en forma de pantomima.
 
 Entre el período que separa las dinastías Yuan (1271 - 1368) y Qing (1655 - 1911), surgieron mas de un millar de excelentes dramaturgos, actores y operetas tales como "Kunju", "Huiju", "Handiao", "Yinyangquiang" y "Bangzi" que dieron origen a la Opera de Pekín, desarrollándola y enriqueciéndola en todos sus mas diversos aspectos.

Así, el modo de cantar se basa fundamentalmente en la opereta "Huiju" (Erhuang) y en la llamada "Hanju" (Xipi), siendo su canto propio de hoy el "Pihuang", una conjunción de las dos tendencias. También las expresiones y danzas tienen origen en aquellas formas escénicas.

Los Emperadores de la dinastía Qing y los caudillos militares, incluidos altos eunucos, tomaban esta ópera como medio de diversión en sus horas de ocio, tras satisfacer sus mas delicados deleites lujuriosos.
 
 La Emperatriz Nala (Cixi) ordenó a los mas afamados actores que actuaran en el Palacio Imperial como servidores y esclavos de la corte.
 
 Uno de ellos el conocido Tan Xinpei, enfermo de gravedad en su vejez, fue obligado con insistencia en varias ocasiones a representar diversas piezas de la Ópera de Pekín para un alto mandatario militar y como consecuencia de ese agotador esfuerzo murió.
 
 Los actores dominados por el poder se encontraban entonces en la mas baja capa social de la vieja China.
 
 Pero el tiempo fue venciendo usos y costumbres y hoy en día en la nueva China, puede decirse que la Ópera de Pekín, ha recobrado su verdadero espíritu tradicional, magnificado el arte, desechando todo lo negativo, enriqueciendo su técnica expresiva y conservando el valor de todo su contenido positivo.
 
 Bien es cierto que la Ópera de Pekín, no habría alcanzado tan alto nivel de hoy, si no hubiera contado con un gran número de actores con "Chen Canggen", "Mei Qiaoling" (padre de Mei Lanfang), "Tan Xinpei" y "Yan Xiaolou" del pasado siglo y "Mei Lanfang","Zhou Xinfang","Chen Yanqiu","Gai Jiaotian","Xiao Changhua" y "Ma Liang" de la época contemporánea, quienes a través del esfuerzo desarrollado en su creatividad artística contribuyeron eficazmente a su actual desarrollo.

Pasan del millar las piezas que componen su extenso repertorio. Su contenido recibe la influencia de las novelas populares chinas y entre sus títulos (algunos de ellos se han visto en España), figuran "Río de Otoño","La Gruta sin Fondo","El Reino de Los Monos", "El Pañuelo perfumado", La Fortaleza", "El Brazalete de Jade", "El Combate de la Serpiente", "La Encrucijada","Tormenta en el Reino de los Cielos"...




La escenificación  

"Conmoción en el cielo" y "La encrucijada" son dos piezas representativas de lucha a corta y larga distancia. En la corta distancia, los actores salen ataviados con manto de guerrero o gorra enroscada, una faja ancha bien ceñida y botas de cuero blanco.
 
La lucha se desarrolla a brazo partido. En la segunda forma, los guerreros montan a caballo y luchan en el campo de batalla. Los combatientes protegen su rostro con casco y el cuerpo con armaduras.
 
 Llevan sobre ellas cuatro banderines triangulares o plumas de faisán en la cerviz y calzan botas de suela alta.
 
Al adaptarse este tema para la Ópera de Pekín la idea primitiva de "defender el cielo" ha sido cambiada por "conmover el cielo", elogiando el espíritu rebelde del "Rey mono" en su lucha contra la dominación celestial satirizando así a los impotentes generales del cielo.

En esta obra, el "Rey Mono", hace su entrada con traje, casco y botas cuyas puntas tienen la forma de una cabeza de tigre en color amarillo. Con este color se burla del poder imperial, pues era usado única y exclusivamente por los emperadores feudales de la vieja China.
 
A través del maquillaje, puede observarse como su rostro se asemeja al de un mono. Este ejecuta una serie de demostraciones propias del hombre y del mono a la vez, lo que requiere que el actor tenga una gran habilidad acrobática y una especial destreza en el manejo de las armas.
 
Canta y combate en forma simultánea lo que obliga a un riguroso entrenamiento que se inicia desde niño y dura de siete a diez años.


El maquillaje

El diseño y los colores que utilizan los actores de la Ópera de Pekín para cubrir sus rostros, manifiestan el carácter de sus personajes.
 
El del "Jing", por ejemplo, tiene un rostro necesariamente dibujado para ello. Y los personajes históricos tales como Cao Cao, Zhiang Fei, Li Kui, Mong Liang y Yuchi Gong, son rostros pintados todos ellos de diferentes maneras.
 
 El Rey Mono y los generales celestiales tienen también sus propios maquillajes pudiendo apreciar como en la Ópera de Pekín, el maquillaje es un arte imprescindible. La pintura que utilizan para cubrir sus rostros es un auténtico alarde artístico que requiere una meticulosa técnica especializada.


La decoración

Para la ópera de Pekín, la decoración escenográfica es muy simple. A veces basta con una silla y una mesa para componer la situación y otras veces, sin nada.
 
 El ambiente escenográfico, es creado por las pantomimas a cargo de los mismos personajes, quienes mediante símbolos," utensilios o elementos como látigos, sables o remos, van sugiriendo al público las circunstancias, en las que se desarrolla el tema.
 
 Así nos trasladan al día o a la noche, nos demuestran si llueve o sopla el viento, si cabalgan o viajan en barco, si se abre una puerta o se cierra, si caminan por la llanura o por las montañas.
 
Todas estas sintéticas indicaciones conducen a los espectadores al ambiente que requiere la trama de la historia. Los actores son capaces de transmitir al público estas impresiones, por una serie de movimientos y expresiones que forman parte de esa técnica tan característica en la Ópera de Pekín.


Los personajes

El canto, la mímica y el diálogo, junto con la lucha, son los medios artísticos fundamentales. Los papeles se clasifican en cuatro caracteres que definen a todos los personajes de la obra.
 
 Estos son : "Shen","Dan","Jing" y "Chou". El "Shen" representa a los personajes masculinos - letrados, generales, jóvenes, adultos y ancianos - teniendo que llevar la barba artificial los dos últimos que cantan y dialogan con voz natural. Los jóvenes lo hacen en falsete y a veces en voz natural de forma alternativa.
 
 El "Dan" se refiere a las mujeres - ancianas, adolescentes, letradas o generales - quienes cantan y hablan con voz de falsete, a excepción de las ancianas.
 
 El "Jing", simboliza a los hombres, militares o civiles que cantan o luchan. El "Chou" se refiere a los bufones que llevan en general la arista de la nariz pintada de blanco. Los actores de la Ópera de Pekin, se especializan en uno de estos cuatro caracteres o personajes, apoyados por el canto, la mímica, el diálogo y la lucha.







El carácter

En las caras pintadas, se distinguen dos grandes categorías:

A). Los ministros feudales con la cara completamente blanca y empolvada disimulando por ello su auténtico carácter.
 
B). Los personajes violentos con maquillajes de colores vivos y brillantes.
 
C). Los payasos (varones) que nos encontramos en las actuaciones de piezas literarias o en las piezas guerreras.
 
D).Las mujeres bufones que representan ser en su mayoría las clásicas "alcahuetas" o "chivatas". La existencia de estos cuatro tipos de personas, no restringe, sin embargo, la libertad de expresión y la espontaneidad del actor. Esta goza de plena libertad y dispone de un gran abanico de posibilidades de expresión en el cuadro de ciertas normas y en el respeto del personaje que interpreta.


Los trajes

Los trajes son los mismos cualquiera que sea el momento histórico donde se desarrolla la escena e indica el estatus social del personaje. Para los hombres, se distingue cinco principales géneros de trajes:

1.- Los altos personajes de la corte llevan un traje o vestido bordado con un dragón sobre el pecho y ondas por los bajos.

2.- Los funcionarios, un traje de colores vivos, con solamente un rectángulo bordado sobre el pecho.

3.- Los letrados tienen un traje cruzado por delante.

4.- Los oficiales llevan una armadura con una parte ancha rígida, al nivel de la cintura y algunas veces banderas de mando en la espalda.

5.- Los guerreros con traje corto tienen un pantalón y una chaqueta apretada con un ancho cinturón de tela, cuyos faldones recaen por delante.

Las mujeres, la mayoría de las veces están vestidas con una chaqueta larga y una falda. Sí son virtuosas, esta chaqueta es negra y unida con un cuello azul. Si son ligeras la chaqueta es corta y la falda es a veces reemplazada por un pantalón.
Las barbas, de auténtico pelo,están atadas a un hilo de hierro curvado que se  fija por encima de las orejas.
 
Las cofias, comprenden: Los sombreros de los funcionarios con aletas, los cascos de los militares y los sombreros de telas que se rellenan.



Los gestos

Los actores utilizan gestos convencionales extremadamente estilizados: Se desenredan la barba, reajustan su peinado, levantan el pie, en el fondo amplios movimientos con sus anchas mangas. Asociados a figuras de danza refinadas, los gestos constituyen un lenguaje escénico que traduce los mas delicados matices de carácter y sentimientos de los personajes.


Los combates

Los combates son escenas de ballet donde dos grupos armados dispuestos cada uno de un lado de la escena, describen primeramente un circulo del cual se desunen seguidamente los combatientes. Los simples soldados efectúan números de acrobacias y saltos peligrosos; los oficiales se enfrentan sirviéndose de sus armas, lo que da lugar algunas veces a sorprendentes números de malabarismo y acrobacia.


La música

El canto de la Ópera de Pekín se divide en dos formas de expresión que conllevan cada una de ellas su estilo propio: el "Xipi" y el "Erhuang" con cierto número de melodías de ritmos diferentes.
 
En la orquesta destacan el tambor plano y de largas tablillas para el ritmo. En leos instrumentos de cuerda figuran: El violín de dos cuerdas (violín chino). El luth de largo mango y con tres cuerdas. El luth cuya caja de resonancia es alargada y plana como una luna llena (luth de luna).
 
 Los instrumentos de percusión: "gongs", y "timbales" ritman y subrayan los movimientos de los personajes. La flauta esta reservada para motivos muy especiales o escenas cantadas en forma de antiguas operas. Y el oboe es empleado para destacar los momentos solemnes.


El teatro chino es ante todo un teatro de actores y no un teatro de autores como en Occidente;las escenas son muchas veces el pretexto para hacer valer el arte de un actor.
 
 Hay escenas para mujeres guerreras, para mujeres virtuosas, para hombres de edad mediana, etc...según la clase de personaje que se pone en juego.
 
El repertorio conlleva escenas literarias donde el canto mantiene un lugar principal y escenas guerreras donde la acrobacia es la atracción esencial. De estas podíamos destacar las que se desarrollan en "La Fortaleza", "La Serpiente Blanca" y "Ocho inmortales atravesando el mar".
 
A diferencia del teatro clásico occidental, donde el sentimiento amoroso domina muchas veces la intriga, hay muchas operas chinas que no llevan necesariamente escenas de actuaciones femeninas, ni dramas de pasiones amorosas, siendo el tema principal la propia historia de China.
 
Es por ello, por lo que el teatro tradicional esta profundamente enraizado en la sociedad del pueblo chino.
 
La Ópera de Pekín, es un arte tradicional concebido para el desarrollo de la cultura que crece con lozanía de forma gigantesca en el Jardín de las Cien Flores Artísticas tras haber vencido una serie de prohibiciones y dificultades políticas , económicas y sociales, que llegaron a entorpecer su marcha.
 
 Hoy esta forma teatral china se ha hecho famosa en el mundo.
 
Cuando la Compañía Oficial del Teatro de la Ópera de Pekín, actuó por primera vez en el Metropolitan  Ópera House de New York, el país quedó maravillado y sorprendido ante la magnitud de este arte desconocido para ellos.
 
 El New York Times, refiriéndose a las operas presentadas, decía: "Los espectadores asistentes, tanto americanos, como extranjeros y chinos de ultramar, no pudieron contener su asombro, ante la habilidad, la inteligencia, la magia y el arte de los actores que ataviados de fantásticos y vistosos trajes de una riqueza incalculable, danzaban, luchaban y cantaban al ritmo misterioso de los clásicos instrumentos chinos, que no cesaban de sonar en medio de un torbellino de saltos y acrobacias prodigiosas".

"El arte tradicional de la China Milenaria", podemos asegurar que es muy superior en belleza y plasticidad a todo cuanto conocemos".



Hong Gong en la ópera de Pekín, "El Regreso del Fénix", es un eunuco de la Dinastía Ming de forma que el no tiene barba. Sus cortas cejas, sus ojos muy abiertos, su boca torcida, demuestran que es un villano, pero un hombre de mucho peso.

La composición y el uso de los colores sobre el rostro están estrictamente basados en las reglas establecidas. Por medio del maquillaje se resaltan las cejas, los ojos, la boca, la nariz y la frente con objeto de mostrar la personalidad del carácter interpretativo.

Diversos colores y modelos de caras, ambas reales y simbólicas en la representación artística, muestran las diferencias de "status" social, personalidad y carácter. Una cara pintada de rojo, sugiere lealtad, pintada de blanco engaño, pintada de negro justicia, una cara amarilla se considera cruel, una azul o gris es generalmente un héroe y una amarilla o plateada es un ser inmortal o un espíritu.

Los rostros pintados se limitan únicamente a los caracteres masculinos, principalmente los papeles de "jin", héroes, aventureros, bandidos y otras clases de gentes malvadas.

Un maquillaje facial de Jiao en la Ópera de Pekín "Beat Jiao Zan". Jiao Zan, es descrito como un famoso general de la Dinastia Song (A. D. 960 - 1279), que es bravo, leal y optimista.

Ma Su, un famoso general del Reino de Shu, en el período de los Tres Reinos, su rostro completamente blanco, con cejas altas, ojos ambiciosos y una frente estrecha, demuestra que es valiente, pero no ingenioso, subjetivo y apocado. las lineas marchitas de ambos lados de su nariz, indican su arrogancia.
Ma Su es una figura verdaderamente histórica, fue nombrado vanguardista por el estratega militar Zhuge Liang cuando Shu atacó a Wei (reino), para ocupar la planicie central. Siendo extraordinariamente terco. Ma Su, sufrió una fuerte derrota en Jieting.

CONMOCIÓN EN EL REINO DEL CIELO 

O SUN WUKONG " REY DE LOS MONOS"


Esta antigua y famosa leyenda china se ha creado con la imagen heroica del "Rey de los Monos" (Sun Wukong) para contrastar la pertinaz y terca voluntad de combatir de una parte y de otra el espíritu optimista de lucha que es propio del pueblo chino.

Sun Wukong, tratando de defenderse de los enemigos que le rodean y acosan, acude al Palacio del Rey de los Dragones para pedir un arma.
 
 El Rey de los Dragones se burla de el y le ofrece hipócritamente su bastón de acero con el que se sirve para dominar los mares. Sun Wukong lo toma seguro de tal poder y cuando el Rey de los Dragones esta a punto de reír su broma, comprueba que las mágicas virtudes del Rey de los Monos, han conseguido transformar aquella barra de acero, en un sorprendente bastón envuelto en oro, haciendo de el un arma poderosa.

Ante tal proeza, el Rey de los Dragones muerde sus puños de rabia. Humillado y ofendido acude al Emperador de Jade, pidiendo el arresto de Sun Wukong.
 
 El dios Estrella de Oro (li Changgeng) no consiente el uso de la fuerza armada y propone nombrar al Rey de los Monos, Gran Maestro Ecuyer, con el solo fin de atraerle al Palacio Celeste y tenerlo vigilado.

Sin embargo, Sun Wukong, se da cuenta de la estratagema y decide desbaratar las caballerizas imperiales, antes de escapar a la Montaña de las Flores y las Frutas donde se proclama" Gran Sabio Sin Igual Del Cielo".
 
Pero el dios Estrella de Oro, no cesa en su lucha y trata ahora de engañar al Rey de los Monos, invitándole esta vez al gran Banquete de Los Melocotones.
 
En realidad, es una trampa para capturarle. Cuando llega Sun Wukong, alguien revela las conspiraciones del Palacio Celeste contra él y éste en venganza saquea el Jardín de Los Melocotones de la Emperatriz y acaba comiéndose todas las pastillas del "elixir de oro" que guardan con gran secreto. Perseguido, es mordido en un descuido por el perro celeste del dios Erlang y cae al suelo.
 
 Pero las pastillas de la inmortalidad que tomó, le hacen invulnerable a tal ataque.

Enfurecido el Emperador de Jade, ordena entonces que arrojen su cuerpo al horno de hacer las pastillas donde su cuerpo quedará reducido por el fuego a simples cenizas. Pero no es así. La incineración no produce ningún efecto y el Rey de los Monos sale milagrosamente vivo.

Ante tal situación el Palacio Celeste, decide al fin, tomar las armas enviando a todos sus guerreros a la lucha al amando del Rey Celeste Li. El enfrentamiento contra el Rey de los Monos es duro y encarnizado, pero este haciendo uso de su intrepidez e inteligencia mantiene a todos en jaque, consiguiendo la victoria.

Rodeado de todos sus amigos los pequeños monos, Sun Wukong regresa triunfante a su casa, en medio de cánticos gloriosos.


ESCENAS DE LA ÓPERA

( Escena I )

La sala de la sublimidad


( Escena II )

La montaña de las flores y de las frutas


( Escena III )

Las caballerizas imperiales


( Escena IV )

El reino del cielo


( Escena V )

La montaña de las flores y de las frutas


( Escena VI )

El jardín de los melocotoneros


( Escena VII )

El robo de las pastillas de la inmortalidad


( Escena VIII )

La puerta celeste del sur


( Escena IX )

El horno del alquimista


( Escena X )

La terraza de la reunión de los generales

( Escena XI )

El triunfo



Otras obras que representa la Ópera de Pekín


La ribera del otoño

Es un corto episodio de una pieza clásica de Gao Lian ( segunda mitad del siglo XVI ), " La Historia de la Pinza de Pelo de Jade", que relata los amores de la monja taoista, Cheng Miaochang y del letrado Pan Bizheng.
 
 Este va a casa de su tía que es abadesa en un Monasterio taoista, y una noche encuentra a Chen Miaochang  que se evade del monasterio para encontrarse con el. Es entonces cuando se realiza el episodio de la travesía de la ribera.
 
 Cheng Miaochang pide a un viejo barquero que la deje subir a su barca.Todo esto, haciéndole rabiar; el barquero acepta ayudarla a huir. En esta escena, la subida en barca  la travesía.
 
Sobre el agua están enteramente contempladas con un solo accesorio: el remo que mantiene el barquero.


La gruta sin fondo

Esta ópera ha sido adaptada de un corto episodio de la novela clásica " El peregrino de Occidente".
 
A la mitad del camino del peregrinaje en Occidente, el monje Tang fue raptado por el espíritu Ratón, escondido en la Gruta Sin Fondo del Monte Xian Kong.
 
Los tres discípulos del Monje Tang: El Mono Peregrino, El Cerdo y el Monje Cha intentaron salvar le y llevaron a cabo una lucha encarnizada con el Espíritu Ratón.
 
 Con la ayuda del Espíritu Gato, asustaron al Espíritu Ratón y salvaron a su dueño. 
 
Entonces, dueño y discípulos volvieron a tomar el camino, siguieron buscando en Occidente la Tripitaka.


Diferentes óperas que representan:

El pañuelo perfumado.

 La fortaleza.

 El combate de la serpiente blanca.

La separación del rey y de la favorita.

 El brazalete de jade. la encrucijada.


DIRECCIÓN  TÉCNICA

Adaptación           Weng Ouhong.  Li Shaochun.  Jian Guxue.

Director de escena             Zou Gongfu.                               

Música       Liu Jidian.  Li Xinghai.  Madeen.                           

                                                       











No hay comentarios:

Publicar un comentario