viernes, 21 de septiembre de 2012

Édouard Manet (1832 - 1883).


El balcón, 1868 - 1869
Édouard Manet


 (detalle)


  Manet en el Prado
 
Con la primera exposición en España de la obra de Édouard Manet   (1832-1883), el Museo del Prado rinde homenaje al precursor mas significativo del arte moderno.

Pintor fronterizo entre lo clásico y lo moderno, consolidó sus innovaciones a través de modelos conocidos del arte occidental. Con una antología de la pintura española mas influyente en su obra, de Rivera a Goya, la Galería central abre camino a Manet, representado por 110 obras expuestas.



Majas en el balcón,1808 - 1812.
 Francisco de Goya.
Museo del Prado
 

Inicios. España, antes de España la vida en París (1850 -65)
 
Durante su formación con Thomas Couture, Manet copió obras de todo género, centrándose en el Renacimiento y en Velázquez, Rubens y Tiziano. En esas copias sobresalió ya el protagonismo del color puro y la definición clara de la luz y la sombra, para conseguir una mayor cercanía y expresividad de las figuras.




La abstracción de la forma, de gran trascendencia en el futuro, marca sus dibujos y su obra gráfica. En sus composiciones independientes, Manet unió temas españoles, tan de moda en Francia, con retratos de amigos y familiares, dando paso a la representación revolucionaria de la sociedad de París, y del desnudo moderno.


Música en las Tullerías, 1862
Édouard Manet
National Gallery, londres.


El viaje a España(1865-67). La visita de Manet al Museo del Prado en 1865 afianzó su orientación hacia la pintura española. De Velázquez derivan el espacio indefinido de sus mendigos-filósofos parisinos y sus retratos de actores.





La escena de Los Fusilamientos del 3 de Mayo de Goya le inspiró para realizar su obra La Ejecución del Emperador Maximiliano. En El Balcón, otro homenaje a Goya, Manet citó sus propias invenciones anteriores, integrándolas así en la historia del arte reconocido.



Ejecución del Emperador Maximiliano, 1867
Museo de Bellas Artes de Boston.



Francisco de Goya
El 3 de mayo de 1808 en Madrid.
Los fusilamientos en la montaña del Príncipe Pío.


Manet después de España, hasta la Guerra Civil (1687-71)

En 1867, Manet expuso su obra realizada hasta el momento, como Cristo Escarnecido por los Soldados, reflejo del mismo tema pintado por Van Dyck y Cristo Muerto y los Ángeles, en que se traslucen otra vez conceptos renacentistas.




En los retratos de amigos llenos de alusiones personales, Manet se identificó sutilmente con sus modelos. La faceta mas expresiva de ciudad la compendió en imágenes sobre acontecimientos de significación social y política, como la Exposición Universal o la Guerra Franco-Prusiana y la Comuna de 1870-71.


Édouard Manet
Un bar en el Folies-Bergére, 1882.
Londres, Courtauld Institute Gallery


Manet y el Impresionismo (1872 - 1875)

En los primeros años de la posguerra, Manet estableció, con Berthe Morisot como modelo,el retrato de la parisina elegante vestida de negro, que avanzaría hacia retratos luminosos de ricas telas y pieles.



Experimentó con la técnica impresionista y, con Monet en 1874 en Argenteuil con la pintura al aire libre, para representar la luz exterior envuelta en el humo de un ferrocarril , la luz teatral, y la luz reflejada por el agua, sin fusionar la forma que describe la figura con las pinceladas sueltas del entorno.


Berthe Morisot
Édouard Manet, 1872
Musée d'Orsay París.


Ante el espejo, 1876-77. Nueva York
The Solomon R. Guggenheim Museum


El ferrocarril, 1872-73
National Gallery of Art.


La "vida moderna" (1876 - 1882)
 
Siguiendo las tendencias del París moderno, Manet presentó, por vez primera en el arte, los lugares de moda, los cafés y el teatro, la intimidad del invernadero y del boudoir, la calle, la estación, la sociedad elegante de sus días, e incluso, lo más chocante, la prostituta de lujo, independiente y moderna.

El variado mundo de París se contrapone a la profunda soledad de sus personajes, contraste que culmina en Un bar en el Folies-Bergére, obra que resume toda la maestría técnica y conceptual conseguida por Manet a lo largo de su vida.


En el invernadero, 1879
Staatliche Museum, Berlín.


En la barca, 1874-76
Metropolitan Museum of Art. 


Torero muerto, 1864.
Galería Nacional de Arte Washington


Mll. Victorine en traje de torero, 1862.
Metropolitan Museum of Art.


El pífano, 1866.
Musée d'Orsay, París
 

Impresionante visitar el Prado y por vez primera encontrarse con Manet en este museo. El primer cuadro que atrae toda la atención del visitante es El Balcón, magnifica obra que le inspiro su admirado Goya, y junto con En el Invernadero y El Ferrocarril son mis obras favoritas.

Torero muerto me angustió esa soledad y el cuerpo ahí tendido es triste. La ejecución de Maximiliano no me gusto nada. Y resto de la obra expuesta tan magnifica como era de esperar en este gran pintor.

Salí con una decisión tomada copiar En el Invernadero y lo disfrute mucho, ahora lo veo cada día en mi salón, no es lo mismo claro, pero bueno a me gusta pintar y lo hago sin mayor pretensión que la de sentirme bien y disfrutar.


Museo Nacional del Prado



 Al comenzar la exposición balcones con damas, con majas y, al salir recuerdo otros balcones, lo de mí querido y admirado Goya, los frescos de la ermita de San Antonio de la Florida aquí en  Madrid.












No hay comentarios:

Publicar un comentario