viernes, 7 de septiembre de 2012

Los Ballet Rusos de Diaghilev.



Los Ballet Rusos de Diaghilev 1909-29.

Cuando el arte baila con la música

 


Serguéi Pavlovich Diáguilev (1872 - 1929), dictador, demonio, charlatán, brujo y encantador, fue un hombre con una personalidad única y una desbordada ambición que conmocionaron la cultura europea. Su mayor logro fue su compañía de danza, los Ballet Rusos. Creada hace ahora cien años, sus producciones revolucionaron las artes de principios del siglo XX y siguen influyendo en la actividad cultural de nuestro tiempo.

Como persona, la figura de Diaghilev está envuelta en cierto misterio. Vivió los cataclismos de la Primera Guerra Mundial y de las revoluciones rusas, aunque, extrañamente, no parece que le afectaran demasiado. Abrazó la modernidad y aprovechó la vanguardia, pese a que en muchos aspectos era profundamente conservador. Vivió principalmente en habitaciones de hotel, pero convirtió a su compañía en una gran familia. Dejó pocas pertenencias personales, pero nos ha trasmitido un sorprendente legado de música, danza y arte.
 



Serge Lifar y Alexandra Danilova en Apollon Musagéte (1928)

 Nijinsky

Tamara Karsavina

Diaghilev compartía con su familia la pasión por la música y, dado que al comienzo de su carrera fundó la primera revista de Rusia especializada en bellas artes, conoció a numerosos artistas en activo.

 Cuando el destino lo llevo a París, se dio cuenta de que había potencial para revitalizar el panorama de la danza encargando producciones a los mejores artistas, coreográfos y compositores, de manera que el arte bailara con la música en los teatros.


Exposición CaixaForum Madrid
 




CaixaForum Madrid situada en el Paseo del Prado, 36. Es un impactante edificio de ladrillo y celosías de chapa galvanizada llama la atención por si solo, en un aparente desafío a la ley de la gravedad.

 Parece suspendido en el aire su jardín vertical, compuesto por mas de 15.000 plantas de 250 especies, diseñado por el botánico francés Patrick Blanc, preside la entrada del CaixaForum, que ocupa el cuerpo y el espacio de la antigua Central Eléctrica del Mediodía, ejemplo de la arquitectura industrial del siglo XIX, totalmente remodelada por los suizos Herzog & De Meuron, autores del estadio olímpico de Pekín, entre otras obras, y ganadores del premio Pritzker de Arquitectura en 2001. 

La sensación impactante se repite en el interior al subir o bajar por su interesante escalera blanca de hormigón que comunica las salas de exposiciones - con el restaurante de aires modernos de la planta superior. Un buen lugar para tomarse un café con vistas al Paseo del Prado, antes o después de recorrer algunas de las muestras del Centro Social y Cultural de la Caixa, que completa su oferta con conciertos en el auditorio y talleres, además de representaciones teatrales para toda la familia. Entrada gratuita.


Vestido de bufón a partir de un diseño de Mikhail Larionov,1921




Zona comercial Azca




Torre Picasso

Fotografía de Mark Olich





No hay comentarios:

Publicar un comentario