viernes, 14 de septiembre de 2012

De Rafael a Degas.

 
Palacio del Marqués de Salamanca
  
Palacio del Marqués de Salamanca. Debido a un plan de reformas impulsado por Mesonero Romanos en 1846, el Paseo de Recoletos, se convirtió en una de las zonas mas demandadas por las familias adineradas del Madrid isabelino.



 El palacio fue construido entre los años 1846 y 1855 por el arquitecto Narciso Pascual y Colomer.



 Se construyó sobre parte de la huerta de los Marqueses de Montealegre.


 
A finales del siglo XIX el palacio fue adquirido por el Banco Hipotecario y actualmente pertenece a BBVA.




La Sala de Exposiciones BBVA del Palacio del Marqués de Salamanca (Paseo de Recoletos, 10), se abre en 1980, con el fin de continuar e intensificar la labor expositiva que venia desarrollando el Banco de Bilbao en la ciudad de Bilbao.


A partir de la fusión con el Banco de Vizcaya, la promoción cultural del BBV se centro en las salas de exposiciones de la sede madrileña del Paseo de la Castellana. La política expositiva a partir de esta etapa se caracteriza por la programación de muestras más ambiciosas y de amplio espectro.


 Francois-Xavier Fabre.
 Autorretrato de madurez, 1835.


BBVA presenta  en su sala de exposiciones la exhibición "De Rafael a Degas" con pinturas, dibujos y esculturas del Museo Fabre de Montpellier. Este Museo, una de las instituciones más prestigiosas de Francia en su género, ha reunido, desde  su fundación en 1828, un importante tesoro artístico, del que los comisarios de esta muestra, Michel Hilarie y Juan J.

Luna, han elegido un conjunto de obras maestras de 52 artistas diferentes. Montpellier es una urbe de larga tradición histórica y uno de los centros privilegiados  del Mediodía de Francia. Moderna, industriosa y atractiva, es escenario de una intensa vida cultural, de la que es piedra angular el Museo Fabre, cuyas instalaciones están actualmente en proceso de remodelación.

Enclave de la Septimania en época romana, feudo señorial desde fines del siglo X, encrucijada del comercio mediterráneo desde el siglo XII, fue el lugar de nacimiento de un célebre monarca hispano, Jaime I "el Conquistador"-cuando determinadas tierras ultrapirenaicas pertenecían a la corona de Aragón-, y sede de una universidad famosa desde la Edad Media por sus estudios de medicina. Montpellier, capital administrativa de Languedoc, es hoy la verdadera metrópoli de la región.

Jacques-Louis David. Héctor, 1778

Las 69 obras seleccionadas permiten un sugerente recorrido por el mundo del arte desde comienzos del siglo XVI hasta fines del XIX. De la escuela italiana hay un grupo de óleos pertenecientes a los pinceles de Veronés, Domenichino, Cigoli, Bernini, Guercino  y Guardi.
La brillante ejecutoria de los artistas flamencos y holandeses del siglo XVII aparece reflejada en los lienzos  y tablas de Rubens, Teniers, C. van Heem, Steen, Dou, J. van Ruysdael, Seghers y Metsu.
Los mundos estéticos británico y germánico se hacen patentes con creaciones de Reynolds y Hackert.


 Francisco de Zurbarán.
 El Arcángel Gabriel 1631-32.


En cuanto a Francia, hay una nutrida representación de grandes maestros como Poussin, Bourdon, Ranc, Aved, Greuze, Ingres, Delacroix, Corot, Courbet, Monet, Degas, Morisot y Bazille. Este último artista, amigo de los grandes impresionistas y que falleció a los 29 años, tendrá un espacio concebido especialmente para él en las nuevas salas del Museo Fabre.

 Se ha querido rendir también un especial homenaje al pintor neoclásico Francois-Xavier Fabre, oriundo de Montpellier y discípulo de David, quien, con su generosidad, fundo el museo que ostenta su nombre.




Se hace honor a la escuela española del Siglo de Oro con un lienzo de Rivera, Santa María Egipcíaca, adquirido por Fabre en Florencia poco antes de donarlo a la ciudad en 1825, y dos bellísimos cuadros de Zurbarán, el Arcángel Gabriel y Santa águeda; este último célebre en Montpllier por los entusiastas comentarios que le dedicara el poeta Paul Valéry.

Con el objeto de dar a conocer la variedad de las colecciones del Museo Fabre, se han incluido en la exposición algunas esculturas excepcionales, entre las que destacan tres piezas de Houdon, dos bustos de Pajou y un mármol de Canova regalado por el escultor de la condesa de Albany en Florencia, que pasó después a la colección de Francois-Xavier Fabre, y de ella al Museo.


Retrato de Madame Crozat, 1741

Por último, se presenta un conjunto de diez dibujos de célebres maestros: Rafael, Volterra, Bassano, Le Sueur, Bourdon, Le Brun, Greuze, Tiépolo, Fabre,y Géricault, que permite mostrar la excepcional calidad y diversidad de los fondos del Museo Fabre.


Eugéne Delacroix. Bouquet 1843. 
  Museo Fabre de Montpellier (Languedoc)


                                                     
Frédéric Bazile


J. Baptiste Greuce.
  El pequeño perezoso, 1755.



Simplificar, Relativizar, Positivizar, Ilusionar, Modificar.


Un aspersor de sonrisas espontáneas.


Un imán de buena suerte.



No hay comentarios:

Publicar un comentario