viernes, 7 de septiembre de 2012

Almagro (Ciudad Real) Castilla - La Mancha


Almagro, Ciudad Real.

Corral de Comedias, fachada.

 La Plaza Mayor de Almagro en su origen plaza de armas y posteriormente centro de la feria de comercio, de planta rectangular irregular y de dos pisos, inspirada en las flamencas, y su famoso Corral de Comedias del siglo XVII, el único que se conserva integro de esa época.


Acceso al corral de comedias.

Escenario.
 

 El Corral de Comedias de Almagro fue declarado Monumento Nacional el 4 de marzo de 1955, mantiene la estructura original. Se construyó alrededor de 1628, ampliando el conocido hasta entonces como Mesón del Toro, tarea que realizó Don Leonardo de Oviedo, clérigo presbítero de la desaparecida y cercana iglesia de San Bartolome el antiguo.

 En su origen el Corral de Comedias ocupaba una superficie de seiscientos veintidós metros cuadrados, algo mas del doble de lo que se conserva en la actualidad. La primera representación de la que se tiene referencia es de 1629.

En 1950, el dueño de la posada, encontró una baraja española fechada al principio del siglo XVIII. En 1952 tras la recuperación de este magnifico espacio, único en el mundo, testimonio de una de las épocas mas fecundas y brillantes del teatro, se inauguro.

 La estructura de la función era: loa, primera jornada (acto), entremeses, segunda jornada, jácaras o mojígandas, tercera jornada y baile final.

 Los hombre y mujeres no podían estar juntos. El único sitio donde se les permitía estar juntos era en los aposentos de los corredores. Los niños no podían entrar.

 En los corrales de comedias no había aseos y las condiciones higiénicas eran inexistentes. Con la llegada a mediados del siglo XVIII,de la Ilustración, durante el reinado de Felipe V, se empiezan a prohibir las representaciones en estos locales.

 El desarrollo de una burguesía que no quiere asistir a las comedias en espacios incómodos y la aparición de espectáculos como la ópera que requieren de espacios cerrados con un tratamiento acústico específico. A finales del siglo XVIII se decretó la prohibición total. Así el Corral de Comedias de Almagro se siguió utilizando como mesón y posada, lo que contribuyó a su conservación.

 La recuperación de este espacio en 1952, tras retirar los muros que tapiaron parte de sus estancias, dio origen al Festival de Teatro Clásico de Almagro.

 De carácter internacional, se celebra durante el mes de julio en cinco espacios distintos teniendo como referente el Corral de Comedias.
El patio está rodeado de 54 pies rectos de madera de color almagre (arcilla rojiza que da nombre a la población de Almagro). Se apoyan sobre basas de piedra para protegerlas de la humedad.

 Me gusta mucho es como viajar en el tiempo, debe de ser una magnifica experiencia poder disfrutar de una representación teatral.


Museo del encaje.

Encaje de bolillos.


 De vuelta a la plaza visita al Museo del Encaje y la Blonda,una riqueza de su patrimonio etnografíco. Las encajeras que maravilla de labor nos gusta todo. Mí amiga Pilar me regaló la sombrillita  es una preciosidad y la conservo con mucho cariño.



 Llegó la hora del aperitivo y la comida estamos cansadas y hambrientas las tres. Berengenas, queso, jamón, migas, pisto manchego,vino de la tierra...







Palacio de los Condes de Valparaíso.


 Una vez repuestas, con tan ricos manjares, a seguir conociendo Almagro y lo mejor es un paseo. La ciudad conserva casas solariegas muy bien conservadas. La Casa del Mayorazgo de los Molina y la de los Rosales en la Plaza Mayor.

 Las portadas de la Casa de los Wessel (apoderados de los Fugger) y la de los Xedle, ambas del siglo XVI; la Casa del Prior y la Casa del Capitán de las Bernardas y la Casa solariega de los Oviedo. Y palacios que dan cuenta de la importancia que llegó a tener Almagro. El Palacio de los Marqueses de Torremejía escuela hogar de las Madres Dominicas. Palacio de los Condes de Valparaíso del siglo XVIII centro cultural y residencial, propiedad de la Excma.

 Diputación Provincial de Ciudad Real.palacio de los Medrano del siglo XVI. Palacio de los Fúcares, un antiguo almacén construido en el siglo XVI por los Fúcares o Fugger para administrar y almacenar el mercurio procedente de las minas de Almadén y el grano procedente de las rentas de los Maestrazgos.

 Que tranquilidad que calma y que belleza todo tan cuidado tan bien conservado en unas calles que no desmerecen, un lujo de paseo. Y caminando, caminando llegamos hasta el Parador de Almagro a visitarlo pues y a tomar algo. El parador esta ubicado en un convento franciscano del siglo XVI, construido por la familia Dávila de la Cueva 1596. Un lugar ideal para pasar unos días y recorrer la zona.

 La encajera trabajaba muy concentrada en su labor que habilidad nosotras la veíamos hacer con rendida admiración.Tenía un expositor con labores realizadas impresionantes.

Parador Nacional de Almagro.


 Y ahora al punto de encuentro el autocar que nos espera cerca del Parador y de vuelta a Madrid, al bullicio, las prisas, el ruido, en fin el día a día de tres urbanitas. Pilar (la amiga de mi amiga Pilar) y yo nos sentamos juntas cambiando impresiones del viaje y comentando cosas de nuestras vidas.

 Y, mientras mi amiga Pilar ligando con su compañero de asiento la contó casi toda su vida, según nos contó después, ellos las prefieren rubias esta Pilar los vuelve locos.

La encajera (1669)Johannes Vermeer.
 Museo del Louvre, París.


La mujer manchega
     
     La Mancha y sus mujeres... Argamasilla, Infantes,
     Esquivias, Valdepeñas. La novia de Cervantes,
     y del manchego heroico, el ama y la sobrina,
     (el patio, la alacena, la cueva y la cocina,
     la rueca y la costura, la cuna y la pitanza),
     la esposa de don Diego y la mujer de Panza,
     la hija del ventero, y tantas como están
     bajo la tierra, y tantas que son y que serán
     encanto de manchegos y madres de españoles
     por tierras de lagares, molinos y arreboles.
         Es la mujer manchega garrida y bien plantada,
     muy sobre sí doncella, perfecta de casada.
         El sol de la caliente llanura vinariega
     quemó su piel, mas guarda frescura de bodega
     su corazón. Devota, sabe rezar con fe
     para que Dios nos libre de cuanto no se ve.
     Su obra es la casa-menos celada que en Sevilla,
     más gineceo y menos castillo que en Castilla-.
     Y es del hogar manchego la musa ordenadora;
     alínea los vasares, los lienzos alcanfora;
     las cuentas de la plaza anota en su diario,
     cuenta garbanzos, cuenta las cuentas del rosario.
         ¿Hay más? Por estos campos hubo un amor de fuego.
     Dos ojos abrasaron un corazón manchego.
         ¿No tuvo en esta mancha su cuna Dulcinea?
     ¿No es el Toboso patria de la mujer idea
     del corazón, engendro e imán de corazones,
     a quien varón no impregna y aun parirá varones?
     Por esta Mancha-prados, viñedos y molinos-
     que so el igual del cielo iguala sus caminos,
     De cepas arrugadas en el tostado suelo
     y mustios pastos como raído terciopelo;
     por este seco llano de sol y lejanía,
     en donde el ojo alcanza su pleno mediodía
     (un diminuto bando de pájaros puntea
     índigo del cielo sobre la blanca aldea,
     y allá se yergue un soto de verdes alamillos,
     tras leguas y más leguas de campos amarillos),
     por esta tierra, lejos del mar y la montaña,
     el ancho reverbero del claro sol de España,
     anduvo un pobre hidalgo ciego de amor un día
     -amor nublóle el juicio; su corazón veía-.
         Y tú, la cerca y lejos, por el inmenso llano
     eterna compañera y estrella de Quijano,
     lozana labradora fincada en tus terrones
     -oh madre de manchegos y numen de visiones-
     viviste, buena Aldonza, tu vida verdadera,
     cuando tu amante erguía su lanza justiciera,
     y en tu casona blanca ahechando el rubio trigo.
     Aquel amor de fuego era por ti y contigo.
          Mujeres de la Mancha, con el sagrado mote
    de Dulcinea, os salve la gloria de Quijote.

                                                                 Antonio Machado


 Durante el paseo callejeando por Almagro hemos comprado productos típicos de Castilla La Mancha: cestillos de mimbre para el pan, aceitunas, queso, berengenas, vino tinto con denominación de origen, unos dulces riquisimos y tapetitos de encaje.



No hay comentarios:

Publicar un comentario